Archivo Histórico: Documentos

Partido Socialista Popular

Documentos PSP

Socialismo: el cambio es posible. Reportaje del periodista Evaristo Monti a Guillermo Estévez Boero

Texto completo del reportaje realizado por el periodista rosarino Evaristo Monti a Guillermo Estévez Boero —Secretario General del Partido Socialista Popular y primer candidato a Diputado Nacional por la Provincia de Santa Fe— el día 23 de Julio de 1985 por LT8 de Rosario.

Estévez Boero: Pensamos para el 11 de Agosto hacer la comida popular más grande de la historia de nuestro país.

E. Monti: Epa! La más grande del socialismo.

Estévez Boero: No, del país, vamos a pasar los 20.000 comensales.

E. Monti: Están bien aquí en Rosario Uds., no?

Estévez Boero: Estamos bien, mucha gente se acerca, mucha gente joven y no tan joven que busca una nueva alternativa. La vamos a concretar.

E. Monti: No temen ser víctimas de una polarización?

Estévez Boero: Creo que las últimas encuestas marcan una disminu­ción de la suma de los votos de los dos grandes partidos.

E. Monti: Ud. se guía por un dato que va a publicar el diario "El Litoral" hoy, encomendado a una agencia encuestadora muy seria. Daría efectivamente una suma del 62% para las elecciones del 3 de Noviembre entre UCR y partido Justicialista pero para la ciudad de Santa Fe, yo no sé si esto puede proyectarse porque no supera los límites de la ciudad de Santa Fe. Pero de cualquier manera, parece que sí habría una pola­rización, pero no tan intensa.

Estévez Boero: Pero no tan intensa, fíjese Ud. que está hablando de un 60% y la vez pasada estuvimos arriba de un 90%.

E.Monti: Sí, para un electorado como el de Santa Fe donde la población económicamente activa en Mayo era de 141.000 personas; aquí en Rosario es de 412.000. Son composiciones distintas las de Rosario y Santa Fe, el énfasis de Santa Fe es distinto del de aquí.

Estévez Boero: Así es, además hace poco se ha hecho una interna de los grandes partidos de Santa Fe, con gran propaganda para quien la ha ganado.

E.Monti: Esta encuesta en Santa Fe se hizo en el vértice de la interna del radicalismo, el 24 o 25 de junio.

Estévez Boero: A eso nos estamos refiriendo.

E.Monti: ¿Tiene que ver eso?

Estévez Boero: Es una gran propaganda que se estaba haciendo en el medio de la encuesta y tiene una incidencia directa.

Estévez Boero: Eso depende de mis conciudadanos de la provincia, yo pienso que sí. Según las encuestas, a nivel nacional, el 50% de los electores aún no se ha decidido.

E.Monti: Bueno, acá también hay un porcentaje bastante importan­te, el 25% dice no saber.

Estévez Boero: El otro porcentaje era más alto, y lógicamente la mayor parte había votado a una de las dos grandes fuerzas en las últimas elecciones quiere decir que si aún no están decididos, no les ha conformado la actitud del partido radical ni del partido justicialista durante estos dos años, y de esa no conformidad surge la posibilidad de las nuevas fuerzas.

 

EL SOCIALISMO POPULAR Y LAS COMUNAS

E. Monti: ¿Uds., los Socialistas Populares son gobierno en Las Parejas y en Casilda. Allí tendría que hacer un chequeo a ver qué dice la gente de Uds.?

Estévez Boero: La gente va a manifestar una mayor adhesión en las próximas elecciones a la obra realizada, por la propia gente. No a lo hecho por el partido, el Socialismo Popular solo ha dado la posibilidad de que la gente haga las cosas, y la gente va a reconocer que se le dio esa posibilidad.

E. Monti: Es verdad. Eso tiene que ver con el partido o tiene que ver con las dos personas que han asumido la conducción de esas comunas?

Estévez Boero: Tiene que ver, como concepción, con el Socialismo Popular y, como realización, con esos dos compañeros y quienes los acompañan en los cargos ejecutivos, y en los concejos deliberantes y comisiones municipales, que han interpretado y han puesto toda su fuerza al servicio de nuestra concepción.

E. Monti: Mire Estévez Boero, hay una distancia entre el gobernante y el gobernado; los gobernados están ansiosos de ser llamados por el gobernante pero se tiene que acertar en el sonido para atraer, los soni­dos deben ser atractivos, ser los justos. No convoca cualquiera, Uds. se ponen al frente de una municipalidad, de un gobierno, afirman, vamos a hacer tal cosa, la gente dice que sí, pero no le lleva el apunte.

Estévez Boero: Bueno hay que dar el ejemplo. En materia de auste­ridad, Ud. sabe que en Casilda hace dos años los concejales de todos los partidos decidieron ganar el sueldo del último peón municipal; esto se ha mantenido hasta el presente, y cuando esos concejales salen a pedirle a la gente un esfuerzo, tienen otra fuerza moral. Además, los sábados y domingos, en Casilda y en Las Parejas, los intendentes que son dos médicos —por casualidad- con ropas de trabajo encabezan las cuadri­llas de trabajo voluntario. Entonces, el diálogo es más fácil, es más fácil sintonizar las necesidades del pueblo si con él se convive.

E. Monti: Es cierto.

Estévez Boero: Ahora, si nos desplazamos en grandes coches, sola­mente por las avenidas, y nos encerramos en despachos y de allí salimos para otro despacho, la comunicación se hace más difícil.

E. Monti: Es cierto. Naturalmente en las grandes ciudades es más difícil, sería estéril en una ciudad como ésta, qué va a hacer el intenden­te?

Estévez Boero: ¿Quién sabe? Por ejemplo si el intendente fuera hasta donde estuve yo el domingo, en Parque Casas, y recorriese esos pantanos y escuchara la queja de la gente —que me pedía que se hicie­ran las cloacas que hace tres años que pagaron, que decían que el basu­rero hacía tres días que no pasaba—, yo creo que prestaría menos atención a la peatonal y quizás haría alguna obrita para esa gente.

E. Monti: Bueno, yo creo que está bien esto que Ud. me dice, pero creo que en una ciudad de esta magnitud, no es el intendente el que tiene que ir a ver, hay mecanismos de gobierno para esto, que evidente­mente no existen, no existen tampoco para la peatonal. ¿Ud. la reco­rrió?

Estévez Boero: Sí.

E. Monti: Un escándalo, un espanto, ¿es que nadie mira nada aquí en Rosario? Bueno, dejemos Rosario por el momento.

 

EL SOCIALISMO POPULAR ANTE LA ACTUAL SITUACIÓN DEL PAIS

E. Monti: La vez pasada cuando Ud. estuvo aquí honrándonos con su presencia como ahora, teníamos un 3(H de inflación, ahora tenemos el 3,5 ó el 4%. ¿Esto quiere decir que ha mejorado sensiblemente el país?

Estévez Boero: No, esto quiere decir que el país se ha tomado un geniol, que el paciente no tiene fiebre pero la infección continúa y tiene otros índices, como es la desocupación.

Entonces, quizás, en la mesa del trabajador o en la casa del hombre sin trabajo o suspendido, duela más la desocupación que la inflación. La tablita ha bajado los índices inflacionarios, con lo cual estamos todos de acuerdo, pero está visto que en todos los sectores de la vida social, no sólo los políticos, sino también entre los religiosos está cundiendo una alarma muy profunda frente a la situación social que se agrava en forma acelerada.

E. Monti: Bueno, yo no lo pude confirmar pero me dicen que los mecanismos de inteligencia de la Policía Federal están registrando seve­ros elementos de juicio respecto de despidos en esta zona, digo esta zona porque es en la que esta delegación tiene jurisdicción: Rosario, Villa Constitución, parte de Entre Ríos. Esto es un fenómeno que sé está acelerando contagiosamente, algunos empiezan a echar gente y todos los demás siguen echando gente.

Estévez Boero: Claro, porque además, leí en el diario, que el gobier­no ayudaría a esta pobre gente, a estos empresarios a cruzar el charco, como se ha dicho textualmente. Entonces nunca faltan los empresarios inteligentes que dicen "bueno, éste es el momento de sumarse a la pro­cesión para pedir crédito o para obtener una disminución o una mora en los impuestos e incrementar las ganancias, y para eso vamos a comu­nicar al Ministerio que vamos a despedir a 200 trabajadores. Total son 200 padres de familias a quienes les reventamos la cabeza anunciándoles que se van a quedar sin trabajo, al igual que a esas madres que no van a poder mantener a sus chicos". Estos son valores que no cuentan lamen­tablemente en nuestros días.

E. Monti: Son valores para las estadísticas.

Estévez Boero: Lo que las estadísticas no muestran es cómo se va corrompiendo el país por dentro. Esto produce degradación, ruptura de familias y juventud sin futuro. Porque en lo que se ha equivocado este equipo de economía es el considerara la Nación como a una socie­dad anónima. La Nación se asemeja, para nosotros, a una familia, y en una familia no todo tiene medidas económicas, porque educar a su hijo a lo mejor es algo antieconómico, atender a su padre paralítico es algo deficitario y sin embargo son cosas esenciales de la familia que no pueden reemplazarse ni medirse económicamente. Esto p.c quiere decir que Ud. practique el despilfarro, debe tener en cuenta los dos aspectos, el de la tablita y el humano, y la Nación Argentina no ha merecido nin­guna consideración en los últimos dos años y hoy afrontamos esta realidad. Hemos visto cómo, incluso, se empleó la técnica de Barceló, el viejo caudillo de Avellaneda; los domingos había que hacer cola para obtener una limosna como forma de comprar votos conservadores. Con una mayor tecnología, se han repartido cajas de fideos para, en base al hambre, poder definir situaciones internas de un partido político, y hace 30 años nos rasgábamos las vestiduras porque para fin de año se regalaba un pan dulce, icómo han cambiado las cosas!.

E. Monti: Bueno, yo trabajé en la radio peronista porque empecé a trabajar en el año 50, y en la radio peronista silbar era un pecado, era bravo. Entonces nosotros nos refugiábamos en la Unión Cívica Radical que propugnaba la más irrestricta libertad y decía que retener las radios y los canales de televisión en manos del Estado es propio de las dicta­duras. ¿Ud. leyó lo que ha dicho el diputado Moreau hoy?

Estévez Boero: No, no lo he leído.

E. Monti: Está enfurecido porque un funcionario dice que hay que privatizar. Yo sostengo que esto de dividir los medios en estatales y privados es una mentira, hay una concepción de fondo que es permitir decir al ciudadano lo que piensa, lo demás son mentiras. Porque cuando a Ud. lo amenazan que le van a revisar la licencia para operar una radio, que le van a aplicar impuestos por no sé que, que le van a aplicar el derecho a réplica, que le van a hacer esto y aquello otro, al dueño, al gerente, al encargado de personal, al periodista, al que está dirigiendo un programa, quiera que no, siempre le queda algo. Porque es verdad que la Argentina vive de susto, yo escribí un artículo diciendo lo siguente: los militares asustaban a los gritos y los democráticos en voz baja.

Estévez Boero: ¿Ud. sabe por qué se vive en el susto?. Vive en el susto quien no tiene seguridad, y quienes tienen hoy en día funcio­nes públicas carecen de seguridad porque carecen de un proyecto, no saben dónde ir, ni saben qué pasa. Entonces, en cada puerta en que escucha un ruidito, Ud. tiembla, porque no conoce la realidad que lo rodea, y durante dos años han demostrado desconocer lo que hablábamos antes: la esencia de la Nación, la época que estamos viviendo, la naturaleza de nuestros problemas.

 

EL SOCIALISMO POPULAR CONVOCA A LA UNIDAD NACIONAL

Estévez Boero: El país está esperando una convocatoria generosa para unirse, para salir adelante, y al país se le ha dado el espectáculo decadente de las luchas internas, de las divisiones; se han gastado millo­nes en las internas, con una gran impudicia, frente a la cantidad de argentinos que no pueden comer. ¿Y qué se ha ganado en las internas?, ¿qué interés nacional y popular ha estado en las internas? Ninguno, y la gente, cuando ve todo eso y se siente tan distante de esos afiches, de esos mensajes, comienza a debilitarse en su fe en la democracia, porque quienes tienen la responsabilidad de ocuparse de sus problemas, no se ocupan y se están ocupando simplemente de un problema de "manija" con una irresponsabilidad muy grande. Tan grande que yo -con todo afecto pero con toda gravedad— advierto, que cuando puedan apoderarse de la manija que no será la del poder, va a ser la del ataúd de la república, que no supieron mantener con vida, por no saber jugarse en defensa dé los intereses nacionales y de la unidad nacio­nal. Viven las "patitas cortas" de la interna, del agravio personalmente partidarios y entre partidos y éste no es el problema de Argentina."

E. Monti: Ud. lo ve desunido al país, no?

Estévez Boero: Yo lo veo desunido, lo veo carente de un proyecto común, veo que cada sector puja por su lado sin pensar en la globalidad de la Nación, y esto, en un mundo de altas tensiones como es el mundo de 1985, hace peligrar la existencia independiente de Argentina. Fíjese Ud., que hay provincias que tienen secretarías de comercio exterior, hecho sin precedentes en nuestro país desde 1852. Hay provincias que han reclamado la propiedad de la riqueza del subsuelo; hay provincias, en que todos los bloques, incluso el radical, han votado en contra de la Nación, sosteniendo que los hidrocarburos son propiedad exclusiva de las provincias.

E. Monti: Estos son todos gestos graves, están por emitir moneda.

Estévez Boero: Han emitido bonos en Salta, que es un sustituto de la moneda. Todo esto hace a la desintegración nacional. Frente a esta situación no podemos seguir jugando a la tablita o a las encuestas a ver quién gana la próxima elección. Necesitamos reflexionar. Nosotros con­vocamos con fuerza a la unidad nacional. No queremos un país fosiliza­do con los viejos conceptos, queremos un país, una Nación indepen­diente, solidaria, democrática y austera. No queremos ser la Argentina Potencia, ni una Argentina como primera Nación después del año 2000; queremos una Argentina posible hoy, en la que podamos comer todos porque tenemos comida, tenemos energía; en la que podamos tener educación, salud, unir nuestras familias, unir nuestro pueblo, porque tenemos mucho para vivir bien, si no nos dejamos robar y nos servimos de lo nuestro.

Esta es la síntesis de nuestra propuesta — pensamos que es posible—, necesitamos forjar el diálogo y hacer primar la unidad sobre la desunión.

E. Monti: Yo siempre digo que nos falta seriedad a los argentinos, la frivolidad nos encanta y nos perturba. Ud. ve que frente a un planteo serio aparece el sesgo banal, pueril, el debate declina inmediatamente y aunque se lance con ímpetu termina transformándose en una gran chatura, nos falta seriedad. Yo creo que aquí desde el punto de las grandes cosas no se termina de entender qué es la seriedad. Yo tengo aquí, en el Cronista Comercial, lo que se ha gastado en viajes y no se le ha pagado a Aerolíneas y Austral desde dos o tres meses a esta parte.

Estévez Boero: Más de un millón de dólares.

E. Monti: Una cosa impresionante.

 

EL SOCIALISMO POPULAR REIVINDICA LA ESENCIA DE LA NACIÓN

Estévez Boero: Y esto no tiene fin, porque falta autenticidad, falta seriedad, porque no hay una inserción en la realidad, hay un vivir pasa­jero e intrascendente. Los grandes objetivos de la Nación han quedado nublados tras una serie de factores intrascendentes, decadentes que han sido importados. Nos hemos olvidado de nuestra tradición nacional, nos hemos olvidado de nuestros héroes nacionales y a los niños les vende­mos a Superman y el Super X y no les presentamos figuras tan puras como el Tamborcito de Tacuarí o las Mujeres de Ayohuma. Tenemos tradición, no es que vengamos de la nada, podemos ofrecerles puntos de superación, héroes populares: Falucho, Cabral, darle un sentido al pueblo porque así hemos hecho la Nación, y sin embargo nos aferramos en querer desterrar de las mentes de nuestros niños todo vestigio de valores morales trascendentes de nacionalidad. Parece que estuviéramos empeñados en borrar de la mente de los argentinos la esencia de la argentinidad.

E. Monti: Yo diría que lo hemos logrado.

Estévez Boero: Pero tenemos que revertirlo con urgencia porque es la única tabla de salvación de la Nación. No hay salvación para ningún sector social, fuera de la reconstrucción nacional.

E. Monti: Yo veo que Uds. los socialistas populares ponen mucho énfasis en los barrios. La vez pasada, creo que fue para el 9 de Julio, hicieron una serie de actos, docenas de ellos en lugares, yo le digo la verdad; que no sabía que existían esas calles. ¿Por qué ponen tanto énfasis en ello?. Yo diría en los más carenciados, en los más pobres.

Estévez Boero: Porque nosotros queremos transmitir a esos sectores de la población, marginados por el actual sistema, que hay argentinos que los cuentan para reconstruir el país, que consideran que ellos tam­bién deben tener una escuela, una inyección, placas, veredas, y que nunca deben aliarse a los sueños de violencia que nos lleven nuevamente al fratricidio del que viven los enemigos de la unidad nacional, y que sólo integrándonos todos vamos a poder llevar la justicia social a esos terrenos. Por esos nosotros y nuestros compañeros jóvenes y no tan jóvenes, lo primero que hacen es integrar a esos sectores que el sistema dependiente margina de la comunidad, nosotros corremos a integrarlos para reconstruir con ellos este país. Este es el sentido de no dejar que la marginación, que produce este sistema, sea aprovechado por intereses extranjeros para destrozar y dividir a nuestra patria. Nosotros allá no estamos buscando muchas veces votos, porque sabemos que el voto es un hábito, una conducta que hay que revertir y no se logra de inme­diato, nosotros cuando salimos y repartimos el Tamborcito de Tacuarí, cuando estamos repartiendo cuentitos que nosotros mismos hacemos con gráficos y hechos a mimeògrafo, no estamos repartiendo un voto para el socialismo popular, estamos repartiendo una guía de reinserción en la comunidad, de esos sectores que el sistema margina y rechaza per­manentemente y que nosotros no los queremos regalar, ni como herma­nos argentinos, ni como soldados para una causa que no sea la nacional.

E. Monti: Bueno, para cuando es esa reunión fenomenal? La más grande de todas.

Estévez Boero: Para el 11 de Agosto, van a actuar pibes y chicas de esos barrios cantando y bailando nuestro folklore, van a escuchar esa música que es trascendente porque hunde sus raíces en la tradición nacional, va a ser un día de fiesta popular, un día de la familia, ya que van a ir familiar enteras. Como siempre, vamos a considerar la situación de los menores que entran libremente a nuestras fiestas y queremos que ahí mirándonos cara a cara fortalezcamos nuestra fe en la posibilidad argentina que realmente existe.

E. Monti: ¿Por qué dice jóvenes y no tan jóvenes? ¿Por qué agrega esto último con tanta frecuencia?

Estévez Boero: Porque hay muchas personas y porque al joven le damos una dedicación especial. Porque el joven es hoy precipitado a la droga, a la violencia, es precipitado a la utilización enferma de lo erótico, por falta de objetivos trascendentes, por falta de futuro, porque el joven biológicamente es futuro. Si a Ud. o a mí nos quitan el futuro, bueno, seguiremos viviendo, seguiremos peleando con lo que hemos pasado, pero si al joven le quitamos la percepción del futuro, es como a un pino quebrarle la punta, le rompemos su línea de desarro­llo; porque él apunta genéticamente al futuro. Nosotros estamos empe­ñados en darles a los jóvenes esa posibilidad de futuro y en nuestros jóvenes logramos, creo, generar ciertas ideas trascendentes. Pero tam­bién hay mucha gente no tan joven, como alguien que hace poco tiem­po murió en Buenos Aires: Oriente Cavallieri, un viejo militante gremial que estuvo en el socialismo, que supo interpretar en su momento al justicialismo y que terminó con nosotros en el socialismo popular, que nos dió todas sus fuerzas, toda su experiencia, su convicción maravillosa, creyendo en la posibilidad de reconstruir el país. Cuando yo digo, y no tan jóvenes me refiero a esos argentinos, que en éste país, haciendo abstracción de su edad, sus limitaciones y sus posibilidades ponen el hombro, porque tienen la misma fuerza que la juventud para reformular nuestra nación, a ésto me refiero Evaristo, cuando digo y no tan jóvenes.

E. Monti: Ud. sabe que pocas veces escucho un canto de esperanza en el futuro argentino, como el de Uds.?

Estévez Boero: Porque no se comprende la Nación, la Nación siem­pre tiene esperanzas. Pase lo que pase, la Nación va a triunfar, la Nación somos todos, y en todos está la posibilidad de salir adelante. La Nación puede ser sojuzgada, puede quedarse sin territorio, pueden ocuparlo, pueden matarnos a la mitad de la población, pero la Nación va a triun­far, la Nación que no es un partido político, la Nación que no es un proyecto, que no es un plan, que es todo lo que hemos vivido conjunta­mente, que es todo lo que hemos hecho y que queremos hacer en el futuro, ese sentimiento entrañable, que existe entre los argentinos, a pesar que se lo degrade con toda la subcultura importada que se les vierte sobre sus cabezas, va a resurgir. Fíjese Ud. que hace muy poco tiempo en las elecciones de Puerto Rico, después de tantos años de dominación norteamericana sobre Puerto Rico ha existido un notable repunte del partido independiente de Puerto Rico, votado por jóvenes que no conocieron un Puerto Rico independiente. Y en todas las regiones de Europa en este momento, que se vive una universalización, una estandarización del gusto, impuesto por las multinacionales: la ga­seosa, el pantalón, la vincha, sin embargo las culturas nacionales están surgiendo, en estos momentos cada vez con más fuerza, porque los pueblos buscan en el reconocimiento de su singularidad la tabla de sal­vación para su desarrollo integral y autónomo, y ésto no sucumbe ni en el hombre, ni en los pueblos, entonces nosotros tenemos una clara noción de la esencia de la Nación y en ella nos afianzamos para cons­truir lo que anhelamos para el futuro.

E. Monti: Le agradezco mucho Estévez Boero, le estoy agradecido por la bondad de acercarse hasta LT8.

Estévez Boero: Yo agradezco su invitación y la posibilidad a través de su audición de entrar en contacto con todos nuestros coprovincianos.

 


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 139 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2018 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.