Archivo Histórico: Documentos

Partido Socialista Popular

Documentos PSP

Charla del Dr. Estévez Boero a los profesionales en Ciencias Económicas

30 de Mayo de 1986.

Realmente es una lástima no haber traído aquí una suscinta memoria de todos los temas abordados por la Comisión Económica del Partido en estos casi 10 años de trabajo. Creo que es el Partido que más ha analizado diversos aspectos de nuestra economía, principalmente el rol de la pequeña y mediana empresa en la época en que la economía de Martínez de Hoz arrasaba de nuestra realidad económica a la pequeña y mediana empresa, lo nuestro nunca fue una disquisición económica teórica, sino una batalla en el conocimiento de la economía, cuando existió aquí un planteo aun no totalmente esclarecido a nivel de conducción económica de que la economía de escala era la única economía con posibilidades, de que en el país era necesario construir esa economía de escala y que la pequeña y mediana empresa tenían un rol negativo, de que tenían una existencia artificial en el campo de la economía. Es en ese momento y no en otro donde los compañeros del Partido se ponen a trabajar acerca del rol de la pequeña y mediana empresa, lo analizan, no en uno sino en muchos trabajos con una profundidad y con una pluralidad de planteos realmente extraordinarios que merecerían condensarse en algún trabajo porque muchas veces en nuestras conversaciones con los pequeños y medianos empresarios no tienen ellos, en general, hay excepciones, un concepto de lo que están, como es realmente las características de la pequeña y mediana empresa para el desarrollo de nuestra economía, para la calidad de nuestra economía, para la ocupación territorial del país, para la relación empresa trabajador, para la flexibilización y las posibilidades de los cambios tecnológicos, es decir, toda una serie de aspectos muy concretos de los cuales no se escucha hablar hoy en día, porque no de escucha hablar de un proyecto realmente económico de producción.

También analizó la comisión de nuestro Partido cuando se nos trató llevar al campo de las ventajas que cada país tiene, las ventajas comparativas, también analizamos el tema de las desventajas comparativas, se analizó lo falso que tienen estos planteos, la parte de verdad que tienen estos planteos. Cómo este argumento ha sido empleado para llevar a nuestro pueblo del tercer mundo a ser un apéndice accesorio del mundo desarrollado del norte. Todo esto se escribió, tenemos el análisis más profundo del país sobre el tema de los polos del desarrollo que lo llevamos adelante para tratar de desarrollar las zonas marginales que están abandonando el país como nación Argentina.

La organización de las empresas del Estado, la participación de los trabajadores, del usuario, la modificación del Estado, no ésta modernización del Estado, de la computación, que no tiene signo ni a favor ni en contra, que es totalmente artificial no hacia el concepto serio realmente de como ir a la construcción de otro Estado desde el punto de vista económico, de un Estado no corrupto, de un Estado no autoritario, de un Estado no ineficaz. ¿Cómo construir más que reconstruir? ¿Cómo construir un Estado, porque nosotros vimos un Estado que fue creado correctamente al servicio de un proyecto, el proyecto del 80  y este Estado con el andar del tiempo tuvo marchas y contramarchas. Los organismos económicos de todo tipo han sido totalmente distorsionados sin redefinirlo en su totalidad cada cual ha tironeado la pieza para donde quería a veces lo decimos nosotros ha quedado el Estado con ruedas ovaladas que va a los saltos no puede ir de otra forma porque esto sirve para todo y no sirve para nada esto tenemos que redefinir un proyecto nacional tenemos que redefinir un Estado al servicio de ese proyecto nacional y a ese Estado le tenemos nosotros que dotar de una eficiencia No podemos dejarle a Alsogaray la bandera de la eficiencia porque somos los socialistas quienes conocemos intrínsecamente la realidad del Estado como nunca lo podría comprender un Sr. Alsogaray, y esta eficiencia tiene una fórmula, participación, participación de los trabajadores, participación de los usuarios, participación de los consumidores, y todo esto ha sido analizado por las diversas comisiones de nuestro Partido, en fin, todo este trabajo todo este criterio de construcción al cual hacia referencia la compañera tiene una vieja y solida, me animo a decirlo, fundamentación que permanece hoy. Este es el problema que se nos plantea hoy, hoy nosotros vivimos una situación terriblemente compleja no es una forma de decirlo sino que nuestro país vive la yuxtaposición de una serie de crisis. En el país convive una crisis de legitimidad, porque es una crisis de consenso porque aquí los gobernantes carecen de un consenso social, de consenso político cuando hay elecciones el país se divide en dos grandes polos por la cual trabaja todo el país para que se divida en dos polos, nosotros tenemos cada vez más lugar y tendremos mas pero hay dos grandes polos entonces hay un consenso político radical o justicialista pero el día lunes cuando va cada cual a trabajar después de las elecciones del domingo no hay consenso social porque ni radical ni justicialista tienen respuesta al trabajador, al productor, al profesional, a la región entonces ahí se acaba el consenso, entonces Alchouron que vota radical va al paro no esta en la realidad se acabo el consenso social, ninguno de los dos partidos tiene consenso social, y se lo escucho el otro día ¡Que contento que estaba Manzano! hicimos el acto sin ningún trabajador, acá se acabo Ubaldini somos los políticos del peronismo, acá no son los trabajadores ¿Que contento que estaba! de marcar una línea de separación del justicialismo político y esos trabajadores, que se creen que son todo y no son nada. Esto lo decía Manzano no el ingeniero Alsogaray y está escrito en todos los diarios, nosotros leemos el diario y no comprendemos que consenso social tiene hoy en día el justicialismo, ninguno, como tampoco lo tiene el radical. Si acá el domingo hay un consenso deportivo todo el mundo, es NOB o Central, pero el lunes se acabo el consenso deportivo, el lunes viene el kilo de pan, el kilo de yerba, el boleto, el tranvía, la laguna, la inundación, los zapatos, las frazadas; es otro problema y a nadie se le va a ocurrir salir con los clubes de futbol el lunes a ningún barrio, entonces en el país hay realmente una crisis de legitimidad porque las organizaciones del gobierno no tienen un consenso social y se pueden ganar elecciones con consenso político pero no se puede gobernar sin consenso social.

Esta es una realidad, esto no es una realidad ni progobierno ni anti, es una realidad, un dato de la realidad.

Y el país tiene una crisis de participación en dos años y medio el gobierno radical, el gobierno justicialista no ha habido un incremento de la participación, el gobierno nacional radical no ha creado un Consejo Económico y Social, nuestra vieja propuesta, que es una propuesta universal, no es un invento del Socialismo Popular, está en la última Constitución de España, está en la mayor parte de las nuevas constituciones del mundo, es decir, darle a los sectores sociales una participación, crear, canalizar este consenso social del cual se carece, porque esta parte social va tomando una preminencia cada vez más grande; no se pueden llevar adelante las naciones sin instrumentar, sin canalizar este consenso social, no lo han creado los radicales que son liberales pero tampoco las provincias peronistas han creado un Consejo Económico y Social tampoco se ha creado a ningún nivel porque se le teme a la participación, has una crisis de participación, se ha generado un peso de las cooperadoras, de los colegios profesionales, de los sindicatos, de las parroquias, de las vecinales, no tienen más peso, sí pueden hoy en día, es importante, lo rescatamos, lo valoramos, lo defendemos, pueden manifestar, pueden peticionar, cosa que no podían bajo la dictadura, pero en la instrumentación del Estado no tienen una participación otorgada, es decir que continua una crisis de participación.

Hay una crisis de distribución, no hay equidad en la distribución, el Estado no ha logrado construir esta equidad, las disparidades siguen siendo exactamente las mismas.

Entonces todas estas crisis, a las cuales se les podría agregar una crisis importante, una crisis de identidad ¿Cuando se escucha hablar del mensaje oficial de la Nación Argentina, de las raíces de la nacionalidad, cuando se escucha evocar en el mensaje presidencial el pensamiento de Ricardo Rojas para hablar de la gente de cada lado? Nunca, la nueva república, la segunda, la quinta, la decima, que es esto?

Cual es la nueva república, es más nacional, es menos nacional y lo cierto y lo trágico y esto determina la existencia real de una crisis de identidad que a nivel de gobierno no se maneja al concepto Nación, eso que es tan difícil de definir, que es tan difícil de manejar, pero que es tan pesado, que es tan real quizás como el aire, sin aire no vivimos, definir el aire, definir lo que respiramos, qué difícil que es, pero sin eso no vivimos. Definir la Nación, la tradición nacional, parece reaccionario, definir que nos une a estos colores azules y blancos, una quimera es algo real en la historia es algo más real el sentimiento de una Nación que una roca es más existente que la propia cordillera de los Andes, no la podemos ignorar si queremos construir con transcendencia, esta es la gran crisis de identidad que tienen estos países.

Nuestro país tiene una crisis de inserción en el espacio en el espacio y en el tiempo ¿Que somos,  adonde estamos, estamos en América Latina, cómo nos unimos a América Latina. Hemos hecho un pequeño convenio, los Tratados de Colonia, de permitir el ensamble de Uruguay con un 5% mercado, esto ha traído una cantidad de crítica, una incomprensión terrible, pero es una necesidad de Argentina integrarse.

Y todas estas crisis sumadas marcas una crisis real, complejísima, no la inventamos, existe, cualquier analista serio, científico de la realidad política de un Estado, va a venir de cualquier parte del mundo y va a hacer este análisis, este análisis no se ha inventado por nosotros, es estudiado, es la síntesis de veinte análisis realizados por hombres de diversos lados. Esto es nuestra realidad y esto marca el agotamiento de un viejo modelo, pero también con eso no nos podemos quedar contentos, decimos ehhh! el viejo modelo está reventado, porque como seguimos adelante, éste es el problema.

Determinar que el viejo modelo está agotado, reventado, podrido le podemos seguir agregando palabras, las que nos gustan; pero no, esto no alumbra el camino, cómo salimos adelante. Porque lo importante es cómo salir para adelante. El país ha tenido un modelo del 80, los socialistas no hemos compartido los valores, la moral de este modelo, no podemos negar que este modelo ha determinado un ordenamiento del trabajo, un ordenamiento de la producción que ha determinado un crecimiento material del país. Esto es innegable, no el crecimiento que quisiéramos, no con la justicia social que quisiéramos, no la integración nacional que quisiéramos,con una radiografía toda hacia el puerto; perfecto pero un crecimiento material.

Cuando este modelo que se hace basándose en el trabajo y en la producción termina jerarquizando la usura, termina generalizando la especulación por sobre el trabajo y la producción; cuando esto que vive del trabajo y el modelo que vive de la plusvalía de lo que se le saca a cada obrero tiene cada día menos obreros, has cada día menos trabajadores en relación de dependencia. Cuando comienza a destrozarse las economías regionales, a despoblarse  el interior, cuando las estaciones del viejo modelo, porque eran ricas en transporte de toneladas de cereal, de localización de pueblos, se desaparecen líneas ferroviarias enteras porque desaparecen  incluso los pueblos y otra cantidad de pueblos están en vías de desaparición , cuando Argentina que era un país, un polo atractivo de la inmigración del mundo, se transforma en un país de emigración, donde el dato más prudente, más centrado podríamos decir que hay más de 1.000.000 de argentinos radicados afuera, que no volverán, que ya no están por motivos políticos no, sino porque no encuentran una repuesta material o psíquica para permanecer en Argentina. Como esta mañana, creo que me llegaron a despedir una hermana de un compañero que había decidido ya, 20 años, a irse a Europa, que acá no hay alternativa, lloraba toda la familia, pero se iba a Europa, y bueno espero que algún día vuelva, pero acá no hay perspectivas, hay gente pensando en irse porque no hay perspectivas.

Cuando nosotros tenemos fenómenos que no se veían de la organización nacional que nadie analiza, provincias que emiten moneda, ¿Por qué emiten moneda las provincias? ¿Por qué las provincias crean sus secretarias de Comercio exterior? ¿Por qué las provincias niegan la propiedad del Estado de los hidrocarburos? No son peronistas frente a los radicales, es Llaver de Mendoza que es radical, son los legisladores radicales de Neuquén  que votan la ley rechazando la propiedad del Estado de bienes de carburo de subsuelo, las provincias niegan el contralor, que es necesario del Banco Central, pero esto no lo niega un gobernador peronista, esto lo niega el gobernador de Entre Rios. Hay peores cosas, las provincias patagónicas, el año pasado que planteaban, hay un cuento supuesto pero que es una realidad que dice que los patagónicos se ponen a conversar y sacan la conclusión que si no enviaran su electricidad al resto del país, su gas, su petróleo, con los habitantes que son serían el país más rico del mundo en renta per cápita y que, en conclusión, es un mal negocio para las cuatro provincias patagónicas estar insertas en la República Argentina.

Esto se dice, se escribe y esto se ha argumentado y hay gobernadores peronistas y gobernadores radicales. Entonces para nosotros el modelo ha perdido fuerza aglutinante, que el modelo no da respuesta a los integrantes de la Nación y que cada uno va agarrando para su lado; me parece que no es hacer una interpretación forzada, percibir que estos índices determinan que un modelo está agotado no es hacer una interpretación capciosa o forzada sino simplemente leer la realidad. La realidad hay miedo para leerla, hay miedo de leer un análisis que diga cáncer, no será una cosa pero si lo podemos evitar leerlo mejor, a veces porque no hay remedio, otras veces, porque no hay fortaleza de enfrentar el remedio de una curación que evidentemente no va a ser fácil ni quizás agradable, en algunos elementos, en algunos estratos de la sociedad. Nosotros creemos que este modelo está indefectiblemente agotado, es nuestra convicción, y todos los remedios que se van ensayando y su fracaso nos va dando la razón. No nos alegramos con eso, ni nos apenamos, es un dato de la realidad. Este proceso se repite en otros países de América Latina. Entonces, aquí hay que rehacer un modelo. Los socialistas no somos los dueños de la verdad, ni queremos el monopolio de la verdad. Nosotros creemos que el nuevo modelo tenemos que hacerlo entre los argentinos, en un diálogo democrático, tenemos que avanzar en la concreción de este nuevo modelo.

Este nuevo modelo tiene que ser pensado por los argentinos, pero este nuevo modelo no puede hacerse sobre la vieja economía. En la vieja economía no hay respuestas. Todas las variantes de la vieja economía se están aplicando y se han aplicado, y no dan respuesta. Esto es lo que tenemos que tener claro nosotros porque esta es la realidad diaria.

Ahora, la vieja economía, este es el problema a estudiar por ustedes que están en el estudio de la coas económica; hay una economía, una economía de siempre?. El hombre aquí en nuestra tierra hace más o menos 35.000 años que está, siempre existió esta economía? Vino con esta economía?. No. Vivió con las reglas económicas de los libros que hoy se estudian?. Esta es la economía?. O es una economía de una época determinada, de un mundo determinado. Esta es una economía, no es la economía.

La economía no es un concepto absoluto, como no lo es el derecho como no lo es nada de los conocimientos del hombre. Esta es una economía, una economía cuya sistematización se inicia con Adam Smith en el famoso libro que todos ustedes por lo menos de nombre conocen y casi nadie vio, no?, que es la naturaleza de La Riqueza de las Naciones, se inicia esto, se sigue elaborando el análisis de esta economía que comienza con la localización, con la manufactura, con la industrialización, bueno es esta economía. Pero esta economía que permite rectificaciones, que permite cierta existencia hasta en la actualidad hasta en los países centrales, que ha resuelto problemas innegablemente en los países centrales, de los países que iniciaron esa economía, casualmente cuando por eso empezó a escribir este escoces este libro. Esta economía, sus reglas, su previsión no ha resuelto los problemas del tercer mundo.

Esta es la realidad, Argentina está hoy peor que hace 20 años. Esto es innegable y tenemos una deuda impagable al futuro mundial. No hay nadie que pueda demostrar aritméticamente que la deuda puede ser pagada.

Entonces estamos peor y teniendo que pagar algo que no podemos pagar. En esta encrucijada estamos parados, en esto nos ha dejado la economía, ésta economía.

Ayer hablaba no se que representante, ustedes habrán visto porque salió tijereteado en los diarios, un representante del África planteando la hambruna que en este momento tiene el continente africano hablemos del Asia, hablemos de Oceanía, sumemos, América Latina, Asia, África, Oceanía, somos la mayoría del mundo. Esta economía no ha resuelto nuestro problema, esta es la realidad. Nosotros qué conocemos del África? Que conocen ustedes del África, qué conozco yo? Nada. Qué noticia sale del África en el diario, nada, salvo cuando se comen a uno crudo o alguna cosa así, nada.

De Europa viene fulano, se recalcó la muñeca en el tercer set de tenis, foto, radiografía de la muñeca, tratamiento. Esta es la dependencia. Esta es la realidad viejo, alguien puede decirnos aunque sea en broma la mitad de los países independientes del África, en la era de la telemática, de la robótica, de la bioingeniería y de todo zafarrancho de la computación. Sabemos los que viven acá al otro lado del mar? Quienes viven? Qué países son? Qué dicen? Qué piensan?. No. Tenemos que reflexionar, esta es una expresión de la dependencia, sabemos lo que dicen sus economistas? Sabemos lo que dicen sus organizaciones populares, sus gobiernos, sus partidos políticos, sus centrales de trabajadores.

Sabemos algo del Asia nosotros, un poco más pero muy poco. Entonces esto es una dependencia informativa, que es parte de la dependencia cultural, que es parte de la dependencia económica. Pero todo esto le parece a todo el mundo normal, lo normal es que la mayoría del mundo, no es consciente de que no tiene solución en forma conjunta. El problema de nuestra crisis de inserción en el tiempo y en el espacio es que nosotros no somos conscientes que pertenecemos a esa mayoría del mundo sin solución, a esa mayoría del mundo sin respuesta, y que entonces nosotros cuando buscamos respuesta en vez de mirar a la mayoría del mundo a ver como podemos intercambiar ideas para salir, miramos el plan Baker, es o no es solución, ¿Qué nos dice? y nos olvidaremos de los millones y millones, miles de millones que están en nuestra situación, que son nuestra fuerza para cambiar.

Entonces en la economía, no existe "la economía". Existe una o varias economías. Nosotros tenemos que crear, ese es el problema, crear una economía que resuelva nuestros problemas, tenemos que crear una economía planificada por nosotros para resolver nuestros problemas. Tenemos todas las posibilidades somos un país con alimentación, somos un país con energía. Estaremos ya tan en estado avanzado de putrefacción, que nos podremos sentar los Argentinos a decir comamos, podemos comer; tenemos la luz, ahora conversemos como salir adelante con lo que tenemos.

Estaremos nosotros tan condenados al holocausto que no podemos reflexionar acerca de otras posibilidades de vida que las que tenemos materialmente. Cuando hay países en el mundo que se están consumiendo como por ejemplo Perú, sin alimentos, como tantos países que no tienen abastecimientos para comer. Nosotros que tenemos este privilegio, seremos tan ineptos, habremos llegado a un nivel de degradación de una comunidad para no tener posibilidad de pensar en reconstruirnos a través de un diálogo, de una conversación, nosotros nos negamos a aceptar esto y luchamos por concretar la otra posibilidad, el diálogo que permita a los argentinos construir un nuevo país, que no es una nueva república, es un nuevo país con otros principios, que tampoco es un país de un Koljocs entendámonos, un país simplemente solidario, es un país en donde garanticemos y jerarquicemos algunas cosas que nos son muy queridas a los socialistas, como son la salud y la educación, como el acceso a la salud y a la educación.

Puede haber empresa privada, puede haber comercio, lo que no puede haber es deterioro de las leyes de mercado por las empresas monopólicas para perjudicar al consumidor, para perjudicar al trabajador. Entonces el Estado tiene la necesidad de actuar en forma coercitiva para evitar la alteración de las reglas correctas del mercado y para asegurar la existencia de la solidaridad porque nuestro eje de pensamiento y nuevo modelo es austeridad-solidaridad. Tenemos recursos, tenemos importantes recursos desde el punto de vista económico, hay trabajo social, hay capital social, cuando nosotros vemos levantar millonarios edificios para entidades bancarias, esta inversión que reditúa y cuando llegamos al contrasentido de que organizaciones bancarias cooperativas realizan el mismo despilfarro, gigantescas cajas de crédito que hoy son bancos, paredes de vidrio, pececitos, colores, agua, plantas, estamos en un cabaret? No, estamos en la caja de crédito para ir a cobrar la orden de pago. Todo este gran despilfarro de este agotamiento de un sistema. Esto hay que revertirlo, no se puede estamos pagando el precio de todo este fin de fiesta que fue a todo color pero así fue el ginal y es el final, no nos engañemos, eso es irreversible.

Entonces nosotros podemos recomponer otra realidad, es decir componer otra realidad, pero necesitamos el diálogo.

La historia de los golpes, para hablar del diálogo de la historia, los golpes corta, el 30, el 55, el 62, el 66, el 76; todos los partidos hablan, nunca nadie habla de la naturaleza del golpe; uno se hizo porque Yrigoyen era muy viejito, otro porque Perón estaba con la chica de la UES, el otro porque Frondizi era Maquiavello y había recibido al Che Guevara y esto comprometía su adhesión al mundo occidental y cristiano, al cual ya le había entregado todo el petróleo y todo el manejo de la educación; Illia era una tortuga, Isabel estaba asesorada por un brujo; todos estos motivos justifican un golpe; pero el plan económico de cada golpe, y esta es muchas veces nuestra disidencia para juzgar el proceso. Yo creo que al Doberman hay que encerrarlo pero hay que procesar al que dirige al Doberman, el que dirige el Doberman es Martínez de Hoz, es Rockefeller.

Entonces, esto es lo que no se entiende en el país, porque el país ha hecho un proceso a los Doberman, entonces se ha armado un merengue con toda la perrería terrible. Porque, esto no es un problema con la perrería es un problema con los que han instrumentado a los Doberman. Entonces sigue viniendo Rockefeller y el Joe sigue sin ningún proceso. Como no entendemos nada, estamos malditos por nuestra genética. No es así.

Y hemos visto que todos estos golpes han tenido un solo objetivo, esto tampoco es un invento socialista popular; están los analistas económicos serios, está escrito, firmado de puño y letra por un hombre que participó en alguno de ellos, que lo conoce, que es Prebich, que hace poco tiempo murió. El analiza todos los planes económicos, que son los mismos; el de Pinedo el de él mismo cuando era joven en el 55, el de Krieger Vasena, el de Martínez de Hoz y cuál ha sido? Quitar el producto de la renta nacional del sector del trabajo y del empresario nacional para pasarlo al extranjero, a parte de los monopolios extranjeros que existen en nuestro país, esto es la radiografía innegable económica de todos los golpes.

Entonces quienes pretendemos representar el punto de vista de los trabajadores y de los sectores nacionales en esta sociedad; no podemos vacilar en hacer el esfuerzo máximo en consolidar un proceso democrático, que no es consolidar al radicalismo, es consolidar la posibilidad de diálogo; de que estamos hablando de que se normalice la Confederación General del Trabajo, de que se organicen los productores, de que vuelvan a unificarse la Confederación General Económica, si no les gusta cámbienle el nombre, pero unifíquense, de que el país pueda organizarse, de que sectores populares puedan avanzar en su idea, en su organización.

Es éste el derecho de los trabajadores, este es el derecho de la gente marginada a crear otra realidad, que nosotros defendemos, porque la mayoría de los desaparecidos no, eran socios del Jockey Club. Son jóvenes, son trabajadores, nosotros tenemos que dar la batalla para lograr que la juventud, que los trabajadores, tengan posibilidad de seguir organizándose, de seguir capacitándose, de seguir haciendo una experiencia, porque esta es la ventaja del enemigo.

El enemigo cuando los argentinos nos vamos organizando, nos desparrama y nosotros no capitalizamos una experiencia colectiva de los sectores populares o de los sectores nacionales, nosotros desde hace más de 50' años, desde el año 30, son 56 años que no tenemos un proceso cultural popular, estamos interrumpidos permanentemente por procesos de fuerza, es decir, los procesos culturales viven 6, 7 años y se interrumpen y somos estratos de procesos culturales populares sin comunicación, es decir la cooperadora fue limpiada, el Sindicato de tal fue limpiado, no hay un muchacho que entró en un Sindicato y ha hecho una experiencia de 10, de 15, de 20 años de trabajo sindical organizado, en su medio, en su fábrica, en su zona de trabajo; se ha levantado, se proyecta en la vida política puede ser candidato a diputado, puede ser candidato a gobernador, tiene un ensamble real en su medio.

Acá hay una cúpula negociadora con todos los valores que pueden venir e irse y por debajo nada, por debajo pasa la navaja cada 6 o 7 años y no queda nada, y en la escuela, en el magisterio, en la cultura, en la biblioteca, en los medios de comunicación, en todos lados donde está la cosa rica, con la vivencia popular, donde se está en ebullición, donde se está pensando en construir otra alternativa, ahí pasa la navaja y entonces nosotros tenemos otra crisis, que es una crisis cultural, a todas las que hablamos antes.

Es un país sin proceso cultural, nuestro país es uno de los países culturales más atrasados del mundo aunque tengamos ropa moderna. Porque esta es la realidad, ahora vienen los libros, cuantos libros llegan ahora, 1500, cuantos los leen, 1500, chimentan a otros 2000, fichamos, preparamos el artículo para la revista, nos vamos pero esto no es el proceso cultural de 50 años de venir la corriente, de ir aprendiendo, de ir cambiando ideas, de ir generando una conciencia, de ir generando una corriente de pensamiento. Todo esto no existe, estos apurados embarcos de libros que pasan en esta primaverita, no son un oasis en medio de un terrible desierto cultural, nuestra evolución está rodeada de este desierto, cuando nosotros hablamos de escuchar a un sindicato, corporativismo. Parece que sale Mussolini envuelto en la tumba, en cada sindicato, en cada asociación gremial, en cada vecinal de Argentina corporativa. Pero eso no lo dice nadie en el mundo, falta que nos bañen en vinagre para sacarnos el pecado, éste no existe.

En el mundo el corporativismo existió, esto es una monstruosidad científica, el corporativismo existió en un país determinado, en condiciones determinadas, que no pueden repetirse aquí, ni en ningún otro lado, ahora hay lo que se llama en el mundo un neocorporativismo y lo dicen los occidentales, los cristianos, todo el mundo, que es la posibilidad de que los sindicatos, las cooperadoras, las asociaciones profesionales, asociaciones regionales, que los organismos intermedios, en genral, sean escuchados, participen, se organicen, puedan participar en cuotas de poder dentro de la organización del Estado.

Esto, está aceptado mundialmente, menos en éste cono del fondo de América Latina que somos nosotros. Esto está aceptado en todos lados, el Consejo económico y social está en la última constitución española. La ciencia política del mundo, del mundo democrático, occidental, esto no lo niega nadie hoy en el mundo, acá en argentina se niega.

Entonces ante toda esta situación surgen dos posiciones, una es trabajar hoy para modificar lo de hoy y partir de aquí para construir un futuro, otra cosa es enajenarse de hoy, autoexcluirnos de la realidad y cuestionar la realidad en su conjunto.

Son las dos posturas sobre las cuales se puede hablar para modificar la realidad, entonces digo que voy a hablar con un radical dependiente pro-yanqui; peronistas, lo mismo, la cooperativa, que van a hacer con eso. Este es un país entregado, hay que crear un polo contrario que plantee su liberación. Blanco o negro, entonces que va a repartir frazadas, el problema acá es una revolución social, porque las frazadas otra inundación se las lleva también y que hacemos, otra frazada y nunca terminamos, hay que cambiar esto, el cambio no esta a través de las frazadas.

Esta es una postura que hoy se esta debatiendo, aparece en los diarios, se debate en muchos partidos, organiza purgas en otro. Plantear el cuestionamiento a la totalidad, muy bien. Nosotros pensamos que esto es inapropiado desde el punto de vista del interés nacional. En un juego mundial, quizás perder una mecha por ahí, dejarla prendida sería un buen negocio para el dueño que la prende pero para los argentinos nosotros pensamos que nuestros compañeros están hoy en el barrio, hacerles las veredas mejora sus condiciones de vida hoy, mejorar el dispensario del barrio genera para estos chicos una posibilidad de vida, hoy, aquí esta noche hay chicos enfermos, esta noche hay que sacar el enfermo de los barrios, hacer una pasarela, crear el dispensario, asegurar la guardia médica en ese dispensario resuelve hoy un problema, hy estamos viviendo, hoy están viviendo nuestros jóvenes, nuestros hijos, nuestros trabajadores y nuestro país.

Nosotros tenemos que afrontar hoy el compromiso y comenzar a construir en ese compromiso el cambio que queremos. Comenzarlo a construir hoy haciendo con solidaridad, con servicio, con estudio de una nueva economía, con proyección de una nueva alternativa. Pero hoy estamos existiendo, hoy la gente está sufriendo y hoy tenemos que empezar a construir el futuro. No estamos dando una batalla estratégica de superpotencias, estamos posibilitando la existencia de nuestra Nación que no es superpotencia y cuyos intereses no coinciden con ninguna superpotencia.

Son dos caminos totalmente diferentes y contrarios y en esto, no tenemos que tener concesiones porque está en juego la posibilidad de cambio de nuestra Nación y por otro lado esta una posibilidad siempre, siempre de destrucción. No nos engañemos, son dos concepciones o salvar lo nuestro, construyendo, dialogando, padeciendo, porque una cosa es ser dificultado, hay muchos amigos, muchos ciudadanos.

Entonces si no estaba con lo blanco estaba con lo negro, pero estamos en un proceso que son todos grises, hay algunos negritos no? pero son todos grises en general, entonces la cosa es más difícil, entonces muchas personas para no entrar en la dificultas de actuar con grises, que es cansadora, que es desgastante, también a veces es gris, entonces entonces pintan como ellos tienen en sus ojos también ven en blanco y negro, es como el perro que no ve los colores, ve blanco y negro entonces pretendo que el país sea blanco y negro porque el piensa en blanco y negro, pero esto no es así el país es una gran escala de grises, nosotros tenemos que ir juntando, sumando y crear una alternativa nacional. El país en este momento vive en una dependencia de los dictados económicos del Fondo Monetario Internacional, esto es innegable, nosotros tenemos que crear una alternativa, tenemos posibilidad de negociación, de alternativa, pero tenemos que hacer una alternativa representativa de una mayoría de Argentina, o de un grupo importante de Argentina, nosotros tenemos que llevar a la construcción de esta alternativa, no solamente los compañeros de economía, no solamente los compañeros socialistas, tenemos que llevar esta alternativa a los compañeros trabajadores a través de sus organizaciones sindicales, tenemos que llevar esta alternativa a los compañeros empresarios, a través de organizaciones empresariales, pero tenemos la responsabilidad de crear una alternativa, nosotros podemos criticar, criticamos, pero seamos conscientes que la crítica sin alternativa no crea posibilidades futuras. No le digo a nadie que deje de criticar pero que seamos conscientes que nuestra obligación es crear una alternativa nacional, una nueva alternativa para el país, nosotros pensamos que la alternativa por la cual luchamos por crear en todos estos días no es la alternativa socialista, no es la alternativa del gobierno socialista, pero es una alternativa Argentina dentro de la cual vamos a discutir democráticamente con los demás sectores del país la alternativa nuestra, la alternativa socialista, nosotros no pensamos en el monopolio de la fuerza por el socialismo. Pensamos en la concreción de una nueva economía nacional que será manejada por una nueva hegemonía nacional por un nuevo bloque hegemónico, donde estará el trabajador, donde estará el pequeño y mediano empresario productor, donde estará el trabajador, donde estarán todos los sectores nacionales comprometidos con la Nación.

En ese nuevo bloque hegemónico no van a estar los socios del privilegio nacional permanentemente aliados al interés extranjero.

Este es nuestro proyecto, ir a la creación de ese nuevo bloque hegemónico donde los socialistas estaremos y discutiremos con los demás sectores de la vida nacional nuestra propuesta, pero pondremos el hombro a esa alternativa argentina que debemos construir urgentemente.

Yo creo que la situación en nuestro país es terriblemente difícil no solo por todas las crisis que enumeramos y su yuxtaposición sino por una serie de problemas que son prácticamente de público conocimiento y que hacen que realmente la estructura de la convivencia democrática sea terriblemente débil, entonces nosotros tenemos que con urgencias, quitándole horas al sueño, quitándole horas a la actividad privada de cada uno, luchar por vertebrar esta coincidencia, entre los sectores nacionales, entre los sectores del trabajo, entre los sectores de la producción, esto es necesario, es vital, es inmediato. Estamos en una carrera contra el reloj, cada día es más difícil revertir el deterioro, lucharemos hasta el final hasta el último cartucho; pero somos conscientes que cada día es más difícil, tenemos que tratar de lograr esta armonización de los sectores nacionales.

Esta construcción de una alternativa con urgencia, será una alternativa de coyuntura no nos cabe duda, no será esta la nueva economía, no será este el nuevo país. Esta es la respuesta que tiene que dar el cómo seguir viviendo los argentinos a los efectos de poder seguir dialogando sobre el país que queremos en el futuro.

Estos son los tiempos entonces lo que tenemos que ponernos de acuerdo no es en el gran proyecto futuro, sino en el proyecto para el mes que viene, como seguir viviendo los argentinos para, asegurando esto poder seguir conversando, eso si, después de un proyecto de más mediano, de más largo plazo. Esta es nuestra humilde convocatoria. Estamos insertos en la sociedad, los socialistas somos parte de la sociedad, no rehuimos ningún compromiso y tenemos la fuerza, la autoridad moral de asumir los compromisos, de defender esta convivencia democrática porque sabemos históricamente quien paga los platos rotos cuando se rompe esta convivencia democrática y en esta convivencia democrática al mismo tiempo estar luchando por la rectificación de líneas, que como la económica y la social son suicidas para la propia democracia.

Esta es la alternativa, es compleja, es difícil pero es la realidad, esta no es la realidad que inventamos nosotros, esta es la realidad que nos ha tocado vivir tengamos el coraje de afrontar en grises porque son grises, no queramos simplificarla en blanco y negro porque nos vamos de la realidad o nos vamos al servicio de otras realidades que no son las nacionales.

Esta es, simplemente la reflexión en un muy simples, optimistas y rosadas que les dejaba esta noche pero creo que hemos avanzado en otras épocas quizás no tan complejas, pero más difíciles y tenemos que seguir avanzando en esta época. Nada más compañeros.

 


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 170 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2018 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.