Archivo Histórico: Documentos

Partido Socialista Popular

Documentos PSP

Aniversario de la patria

Es para nosotros una gran alegría volver a compartir estas mesas de argentinos a través de todo el país, para recordar el 9  de julio de 1816.

Nuestra Patria vive una situación muy difícil en lo interno y en lo externo. Después de muchos años de marchas y contramarchas llegamos a esta realidad.

¿Cómo salir hacia adelante? ¿Dónde buscar un plan que solucione nuestros problemas?.

Muchos pretenden traer desde afuera modelos, planes y soluciones. Nosotros pensamos que necesitamos conocer lo que hacen todos los pueblos del mundo, pero debemos buscar en la historia patria, la forma, la manera, el plan argentino para solucionar nuestros problemas.

Los congresales de Tucumán tuvieron una profunda fe en las posibilidades de la Nación Argentina, y por ello tuvieron la valentía y la audacia de declarar la Independencia del Rey de España y DE TODA OTRA DOMINACIÓN EXTRANJERA.

Los pueblos escriben sus páginas más gloriosas en sus momentos más difíciles. En 1816 el pueblo argentino y la Causa dela Independencia de América Latina vivió uno de los momentos más difíciles.   En Venezuela el avance de las fuerzas españolas era general y obligó a Bolívar a refugiarse en Jamaica. En México era fusilado José María Morelos. En Chile los españoles vencían en Rancagua y O'Higgins debió refugiarse en Mendoza. En Europa se consolida el poder del rey de España, Fernando VII. En nuestra tierra, la derrota de Sipe Sipe hace peligrar todo nuestro norte, los portugueses se preparan para invadir la Banda Oriental y las desinteligencias y rivalidades existentes entre las provincias y Buenos Aires producen la anarquía en todo el territorio nacional.

Ante esta realidad del mundo, de América y de nuestra tierra los representantes de los pueblos reunidos en Tucumán, tuercen el destino encienden la luz, transforman la noche en día declarando la Independencia Nacional. Independencia Argentina que constituye un avance en nuestra naciente organización nacional y que se transforma en el punto de partida de la liberación defini­tiva de toda la América latina.

A  esos hombres, a su fe en el pueblo, a su creencia en la Patria, recordamos hoy en nuestras mesas, en este nuevo aniversario de nuestra Declaración de la Independencia.

Siguiendo su ejemplo convocamos hoy, a todos los ar­gentinos a mirar hacia adelante, en medio de todos los graves problemas con una economía cada vez más dependiente, con unos sala­rios con los cuales cada vez se puede comprar menos, con una salud y una educación cada vez más lejanas para los sectores humildes de la patria, con las organizaciones populares dispersadas, congela­das e Intervenidas; con las fuerzas Armadas en la compleja tarea de gobernar sin dejar de ser Fuerzas Armadas, de combatir al te­rrorismo sin practicar el terrorismo, con una Iglesia preocupada ante la dimensión y la profundidad del dolor y de la injusticia, debemos los argentinos de hoy como los de 1816, salir hacia ade­lante con una profunda fe en las posibilidades de la Nación Argentina y en la capacidad de su pueblo.

En este accionar, en esta marcha se debe jerarquizar por sobre todo tipo de interés y de bandería, al interés de la Nación y a la Bandera de la Patria. En la Nación, que indefectiblemente han de forjar a corto o mediano plazo las mujeres y los hombres de nuestro pueblo, se va a jerarquizar a aquellos que trabajando continúan la práctica de los hombres que al lado de Fray Luís Beltrán forjaron los cañones de la Independencia.

Siempre recordaremos para ejemplo de nuestra juventud, a los que continuaron su obra viviendo y muriendo en el anonimato, cruzando, poblando y colonizando nuestra Patagonia hachando los quebrachales y cultivando la yerba mate tendiendo los rieles que cruzan nuestro territorio, venciendo a los Andes con el pico y la pala para construir caminos y ferrocarriles, realizando ciencia soberana en las Orcadas del Sur. A todos los que trabajan en todas las actividades y todos los niveles, desde nuestras fronteras salteñas a las bases antárticas, se le ha de rendir justicia y equidad en la programación de la Argentina futura.

A las mujeres y a los hombres del interior, cuya oscura y limitada existencia posibilita las radiantes luces de la gran Capital, también se los ha de reivindicar en la futura Argentina que sólo podrá construirse respetando la justicia social y con la aplicación de un enérgico reordenamiento territorial y demográfico.

A construir esa Argentina que es la única Argentina posible con futuro, convocamos una vez más en este aniversario a todos los integrantes del pueblo que sientan la necesidad vital de defender la familia argentina de la corrupción de la sociedad de consumo, que sientan la necesidad de salvar la mente y el cuerpo de nuestra juventud de la droga, de la pornografía y de la violencia, que sientan la necesidad de hacer renacer la fraternidad entre los argentinos, que sientan la necesidad de afianzar la Independencia Nacional en un mundo conducido por los grandes intereses, que sientan la necesidad fervorosa de jerarquizar por sobre todas las cosas la vida sobre la muerte, que sientan la necesidad de trabajar y luchar por el bienestar espiritual y material de la mujer y el hombre argentino, recorriendo un camino de amor y de servicio al pueblo.

A todos estos compatriotas, que sabemos constituyeron la inmensa mayoría de la Patria, les decimos ¡ADELANTE!, en el surco, en la fábrica, en el astillero, en el aula, en la cooperativa, en el barrio, en la vecinal, en el cuartel, en la iglesia, en el interior y en la Capital, en el Norte y en la Antártida, en la cordillera y en la costa, en la tierra, en el mar y en el aire.

¡¡¡ADELANTE ARGENTINOS!!!


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 350 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2018 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.