Archivo de Editoriales

La Vanguardia

Editoriales LA VANGUARDIA

Interior y Socialismo

Decía Alfredo Palacios: "La política metropolitana de fastuosidad y ostentación resulta irritante cuando se conoce el desequilibrio entre las diversas regiones del país"; "... hay una política que acentúa el desequilibrio, pues dispone de grandes sumas para gastos suntuosos en la Capital, en tanto que descuida regiones que cada día se hunden más en la miseria".

Esa es la política del régimen, esa es la política económica aplicada por Martínez de Hoz en beneficio de los monopolios extranjeros y en perjuicio del pueblo y de la Nación Argentina.

En todos los aspectos de la vida, la existencia del hombre del interior es castigada.

En materia de vivienda, en 1980, en la Capital Federal y en el Gran Buenos Aires había una necesidad de un aumento del 25 %, pero en Salta era del 60 %, Tucumán 61 %, San Juan 63 %, Catamarca 64 %, Jujuy 66 %, San Luis y La Rioja 67 %, Misiones y Formosa 74 % Chaco 78 % y Corrientes 80 %.

En materia educacional las leyes de hogares escuelas que promoviera el senador Alfredo Palacios no se han cumplido, y como en el siglo pasado miles de niños argentinos cada día deben recorrer leguas a pie, a caballo o en sulky para llegar a la escuela, cuando alguno de estos pequeños gigantes pueda llegar al colegio secundario o a la Universidad, allí será liquidado por el sistema de ingreso impuesto por el régimen para castigar a los pequeños héroes de nuestras escuelas del interior y a los hijos de quienes menos tienen.

En materia de salud los pobladores de las fronteras y del interior carecen de la asistencia necesaria, incluso las obras sociales se programan desamparando al interior. Cada año miles de argentinos pagan con su vida el delito de vivir con sus familias y de trabajar en el interior del país.

En materia de comunicaciones la mayor cantidad de los pueblos carecen de teléfono y de telégrafo, por economía del sistema se cancela la atención al público los domingos y feriados, dejándose en consecuencia incomunicados a quienes menos tienen y viven en el interior del país.

Esta realidad se ha agravado profundamente en los últimos años, como consecuencia de la aplicación del plan económico de Martínez de Hoz y de su equipo, que logró quebrar el aparato productivo nacional y dañar seriamente la mayor parte de las economías regionales.

Es necesario promover la industrialización de los productos en su lugar de origen, y dar la tierra a quien la trabaja, creando así nuevas fuentes de trabajo que terminen con el destierro forzoso de los pobladores a las villas de emergencia de las grandes ciudades.

Esta realidad no puede modificarse ya con la construcción de un camino, de una escuela o de un hospital.

Para modificar esta realidad es necesario cambiar nuestro sistema económico. Es necesario cambiar el sistema de la explotación que tiene como objetivo la ganancia de unos pocos, por el sistema de la solidaridad que tiene como objetivo el bienestar y la justicia social para todos. El bienestar y la justicia social para todos sólo se logrará con una planificación socialista de la economía de nuestro país. Sólo el socialismo asegurará vivienda, salud, educación y comunicaciones a los hombres y mujeres que viven en el interior del país.

Sólo el socialismo concretará un futuro para los niños y la juventud del interior. Para concretar ese futuro es necesario, como decía Alfredo Palacios, "organizar un movimiento de viril afirmación argentinista".

Es necesario organizar el Partido Socialista Popular, es necesario afiliarse al Partido Socialista Popular, es necesario argentinizar nuestra Argentina.


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 51 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2018 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.