Archivo de Editoriales

La Vanguardia

Editoriales LA VANGUARDIA

Solo el Pueblo

Es atributo de los gobiernos que representan a los pueblos el poder hacer grandes cosas; quienes no los representan sólo pueden hacer cosas pequeñas. Por ello, las páginas de oro de la historia de la humanidad y del pueblo argentino, las han escrito quienes respetan, quienes acatan, quienes han sido elegidos por la soberanía popular. Las oscuras noches, las terribles noches de la historia de la humanidad, de la historia de los argentinos, la han escrito y la escriben quienes desconocen, quienes no acatan, quienes no han sido elegidos por la soberanía popular.

El Congreso reunido en Tucumán es expresión de la sobera­nía popular. Por eso pudo decla­rar la independencia de los pue­blos de las Provincias Unidas.

Declaró la independencia de las Provincias Unidas de Sudamé­rica y no de las Provincias Uni­das del Río de la Plata, porque era voluntad de los hombres reu­nidos en Tucumán, la formación y la integración de una gran na­ción latinoamericana.

Este también fue el pensa­miento de José de San Martín que en carta dirigida al diputado mendocino Tomás Godoy Cruz, el 24 de mayo de 1816, le dice: "Los americanos o Provincias Unidas no han tenido otro objeto en su Revolución que la emanci­pación del mando de fierro espa­ñol y pertenecer a una Nación.

El Director Supremo Juan Martín de Pueyrredón comienza a firmar los documentos públi­cos como Director Supremo de las Provincias Unidas de Sudamérica. La idea de la unidad la­tinoamericana también está en la base del pensamiento de Simón Bolívar, quien al contestar un mensaje de aplauso y apoyo que en noviembre de 1816 le enviara Juan Martín de Pueyrredón, dijo: "Una sola debe ser la Patria de todos los americanos, ya que en todo hemos tenido una perfecta unidad". Bolívar conocía y respetaba las realidades particulares de cada una de las repúblicas de la América Latina, por eso expresaba su pensamiento de unidad postulando una "nación de Repúblicas".

Manuel Ugarte, el pensador socialista que hiciera de la unidad latinoamericana su meta más deseada, con palabras que guardan ab­soluta actualidad, en 1912 dijo: "Por eso somos invulnerables, porque tratamos de continuar la tradición de un pasado glorioso; y todas las medidas que se puedan tomar contra nosotros no impedirán que flo­rezca en nuestros corazones el espíritu inmortal de nuestra raza, no impedirán que sigamos sintiendo en nuestras venas la palpitación tu­multuosa de la sangre de los héroes que constituyeron nuestras nacio­nalidades".

Hipólito Yrigoyen, con cuyo ascenso a la presidencia culmina la gesta popular que se iniciara en la revolución del 90, en 1917 expresó: "El gobierno ha conside­rado que los pueblos de América, vinculados por identidad de orí­genes y de ideales, no deben per­manecer aislados unos de otros".

Juan Domingo Perón, que concreta con su gesta de 1945 el arribo de los trabajadores argen­tinos al gobierno de la Nación, expresó en setiembre de 1973: "En su orfandad individual estos pueblos van comprendiendo que deben unirse entre todos para presentar un frente común ante un enemigo común. Y aquí repito una frase que es básica en la vida de nuestros pueblos, especial­mente para los de América Lati­na y para todos los pueblos del Tercer Mundo: el año 2000 encon­trará a los pueblos unidos o es­clavizados".

Nosotros continuamos la lí­nea trazada Por los fundadores de la nacionalidad, por los represen­tantes del pueblo en la gran se­mana de Mayo y en el Congreso de Tucumán, continuamos la línea trazada por los grandes conducto­res elegidos por el pueblo argenti­no en ejercicio de la soberanía po­pular, por eso aseguramos que la posibilidad real de independencia de nuestro pueblo está en su uni­dad. A esa unidad sólo podrán ca­minar los pueblos, por su propia voluntad ejerciendo la soberanía popular. Solamente el ejercicio de la soberanía popular permiti­rá a los argentinos salir de la terrible crisis en que vivimos. Crisis que no es de la Nación Argentina. Crisis que pertenece al sistema económico que se le ha impuesto.

. Solamente el pueblo reconquistó Buenos Aires, solamente el pue­blo quiso mayo, solamente el pueblo construirá el futuro.


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 76 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2018 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.