Fundación ESTEVEZ BOERO

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Discurso de la Diputada Inés Bertero en el Homenaje a G. Estévez Boero

Rosario, 3 de Febrero de 2013

Quiero agradecer la presencia de todos ustedes en esta conmemoración que nos reúne no sólo para recordar a Guillermo en un nuevo aniversario de su desaparición física, sino que además nos permite recrear sus ideas, sus análisis profundos de la realidad nacional que nos movilizaron a tantos jóvenes de ayer y de hoy a asumir una militancia política con la clara finalidad de darle futuro a nuestro país.

Un futuro difícil, complejo frente a la realidad que hoy nos toca vivir con una corrupción abierta y generalizada; con un crecimiento de la violencia armada y del narcotráfico, junto al aumento de las desigualdades sociales y de la impunidad. Esta realidad que hoy nos golpea, exige de nosotros una gran comprensión y una gran responsabilidad.

Como bien nos decía Hermes la solución a estos problemas debemos abordarlos desde una perspectiva de Nación, desde un concepto de integración social y cultural que le de sentido a la vida de miles de compatriotas, fundamentalmente jóvenes, que hoy no estudian ni trabajan y cuyo única salida es la que le ofrecen las redes del narcotráfico. Este es el desafío que hoy tenemos por delante en nuestra ciudad, en la Provincia y en la Nación.

Este desafío no es nuevo para el socialismo, desde nuestros orígenes la acción política del socialismo estuvo dirigida a mejorar la calidad de vida de quienes menos tienen y más sufren las consecuencias sociales de un modelo de sociedad consumista.

Allí está la convocatoria en el acto fundacional del Socialismo popular, el 23 de abril de 1973, donde Guillermo nos alertaba que

Ante el futuro de corrupción, ante el futuro de drogas, ante el futuro de guerras y de racismos que promete la sociedad de consumo que se nos impone, el Partido Socialista Popular levanta un futuro ….., donde se reconozca como máxima riqueza de la nación a su pueblo y consecuentemente la salud pública y la educación sean los pilares de todo progreso.

Sabemos que la herramienta para avanzar en una alternativa de cambio real, esta dada en la participación.

Los socialistas“Tenemos que confiar en la capacidad creadora de la gente, no importa si no son académicos o profesionales, la gente común con defectos y errores son lo que tienen los tiempos reales de la sociedad, las soluciones más practicas y eficaces las aporta la gente, simplemente hay hay que saber escuchar. Y la capacidad y la responsabilidad de posibilitar ese aporte es nuestra, y no debemos menospreciarlo. Nuestra misión es ayudar a que funcione la biblioteca, la cooperadora, nuestra misión está en crear en cada barrio para este fin de semana una actividad cultural que realmente haga a esos espíritus sentirse diferentes, les haga ver otros horizontes, retomar otras fuerzas.

Es necesario saber que a pesar de todo comenzamos a pensar diferente, que a pesar de todas las dificultades tenemos la fuerza que se necesita para recobrar la confianza de cada uno de los argentinos en sí mismos y en su país. Lograr que cada argentino vuelva a sentirse todopoderoso por su capacidad, por su fuerza para reconstruir la Nación desde abajo, por primera vez democrática, por primera vez solidaria, por primera vez independiente.

No es válido sentarse sobre nuestra pirámide cultural a mirar lo que pasa. Dice la historia que los mayas (que sustentaban el sistema vigesimal) cada veinte años construían una nueva pirámide sobre la vieja pirámide, que -lógicamente-, tenía una base más amplia y un vértice más alto.

Lo nuestro es un camino, el socialismo no es una foto estática, es una marcha que siempre tiende al mejoramiento de la gente" Nunca llegamos, ni llegaremos, porque siempre tendremos un objetivo más allá, siempre generaremos algo nuevo para mejorar. Porque cuando nos paramos, cuando caemos en la modorra burocrática, dejamos de representar el futuro, el avance, la pasión por crear otra cosa, por imaginar otra solución, por generar mejores condiciones. Y la gente no se queda amorfa, sino que busca donde canalizar esa pasión. Y la canaliza en otro que los convoca, con otras llamadas, sin ética, con lo que quieras, pero posibilita la canalización de esa pasión que nosotros hemos dejado apagar, muchas veces por falta de imaginación y muchas veces por comodidad.

Y termino con lo que decía Mónica, que el mejor recuerdo a la memoria de Guillermo nos lleve el retomar el ejemplo de una luchadora socialista como fue Alicia Moreau de Justo, quien siendo una joven médica recién recibida, recorría los barrios obreros a comienzos del siglo pasado, rescatando a esos trabajadores del flagelo del alcoholismo. Salvando las distancias hoy hay muchas familias en nuestros barrios, que necesitan de nuestra presencia militante para darle un futuro a sus vidas.

 

Buscar en el sitio

Tenemos 9 invitados conectado(s)