Archivo Histórico: Documentos

Movimiento Nacional Reformista

Documentos MNR

Libertad a los detenidos políticos, gremiales y estudiantiles

Semana de Homenaje al primer mártir de la resistencia de la Dictadura: Santiago Pampillón.

Agustín Tosco escribe desde la cárcel – 09- 69 -.

El MNR, en ocasión de rendir homenaje a los mártires de la resistencia en la primera del primer mártir Santiago Pampillón, hacen una convocatoria a la organización de las Mayorías Nacionales para derrotar a la Dictadura que explota, oprime, encarcela, tortura y mata.

El MNR transcribe, en este documento una carta escrita desde el penal de Santa Rosa (La Pampa), por el compañero Agustín Tosco, entendiendo que el mejor homenaje a nuestro primer mártir, es deja r hablar a quienes pagan en la cárcel el delito de luchar contra las cadenas que oprimen a la Patria

AGUSTÍN TOSCO ESCRIBE DESDE LA CÁRCEL

El MNR difunde ésta,.la voz de un luchador incansable contra la Dictadura mercenaria.

La Dictadura instaurada el 28 de junio de 1966 ha posibilitado que, en Argentina, los monopolios extranjeros acumulasen tanta ganancia, se adueñan de tanta riqueza natural, destrozan tanta economía nacional, como nunca lo habían hecho. Ha posibilitado en la Argentina que la reacción invadiera y ganara terrenos otrora perdidos. La Dictadura instaurada el 28 de junio de 1966 para garantizar, ha usurpado la voluntad popular, y mata, tortura, persigue, usurpa, amordaza, encadena.

El pueblo todo, combate, aquí y allá. Ha dicho BASTA!!!! Y se ha lanzado.

La batalla contra la Dictadura y el amo extranjero es decisiva. No admite claudicaciones ni intervalos.

El MNR, en la SEMANA DE HOMENAJE AL PRIMER MARTIR DE LA RESISTENCIA A LA DICTADURA, CONVOCA A INCREMENTAR LA LUCHA, UNIRNOS TRAS UN PROGRAMA COMÚN A LAS MAYORÍAS NACIONALES. Organizarnos mejor, derribar a la Dictadura, expulsar al imperialismo.

HE ALLI NUESTRO HOMENAJE.

Al hacer la convocatoria no hacemos discursos.

Dejamos que hablen nuestros mártires. Su sangre, derramada en la lucha, es el más imponente compromiso de un pueblo, no cejar en la lucha por su liberación.

Y dejamos hablar a nuestros compañeros encadenados por luchar contra las cadenas que oprimen a la Patria. Es la voz de un luchador, de un militante obrero, de un soldado del Frente del Pueblo, la que resuena, clara, poderosa, más que mil discursos. Su realidad, desmiente a esta Dictadura que llama al diálogo y a la participación. No hay diálogo con los torturadores y los asesinos del pueblo. Su ejemplo magnífico, es guía para impulsar aún más la lucha. Para redoblar nuestros sacrificios. Para incrementar nuestra unidad, nuestra organización.

ESCUCHÉMOSLA

La carta que reproducimos fue escrita en el penal de Santa Rosa (La Pampa) por el compañero Agustín F. Tosco, Secretario del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba. (Publicada en el N° 233 de ELECTRUM, informativo semanal del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, del 27 de junio de 1969)

                                                                         Cárcel de Santa Rosa, 12 de junio de 1969

Estimados compañeros de Luz y Fuerza de Córdoba:

El que suscribe y los compañeros Felipe Alberti,Tomás Di Toffino, Simón Grigaitis y Osvaldo Ortiz, tenemos la gran satisfacción de dirigirnos a todos ustedes, compañeros y compañeras afiliados al glorioso Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba.

Somos prisioneros del sistema que aún impera en nuestro país y rehenes de la Dictadura que le agobia. En esa calidad y como militante de un gremio ejemplar por su conciencia, por su unidad y por su espíritu de lucha, les escribimos. En función de ello queremos decirles

1.- Los prisioneros de Luz y Fuerza, como los demás detenidos, hemos mantenido y mantendremos permanentemente en alto la dignidad personal, que se liga indisolublemente con la dignidad del gremio y del Movimiento Obrero.

No hemos claudicado nunca en la constante lucha contra la Dictadura ni claudicaremos jamás, aún cuando las puertas de la cárcel no se abran para nosotros.

Las grandes consignas de la Justicia Social y de la Liberación Nacional han adquirido mayor valor para nosotros. Si antes la sentíamos y comprendíamos, hoy son partes indisoluble de nuestra conciencia y de nuestra doctrina sindical.

2.- Brindamos una vez más un profundo homenaje a nuestros mártires Santiago Pampillón, Hilda Guerrero de Molina, Adolfo Ramón Bello, Luis Norberto Blanco, Mena y aquéllos que, por nuestra situación, no conocemos sus nombres. A los que cayeron bajo la represión brutal de la Dictadura, un recuerdo sagrado y la seguridad histórica que jamás detendrán el avance de los pueblos, por más crímenes que cometan, por ciudadanos que encarcelen, por más persecuciones y atropellos que consumen.

3.- Ratificamos nuestro repudio a todos los elementos participacionistas que, en esta oportunidad, también habrán “participado” de la represión dictatorial; a los simuladores, los oportunistas, a los débiles de espíritu, a los que se niegan a sí mismo, a los que se salvan pasándose, en complicidad o por omisión, a la vereda del frente. A nosotros nos condena la injusticia y la arbitriedad. A ellos los condena la verdad del pueblo. Preferimos toda la vida la prisión con el respeto de nuestros compañeros que la libertad con su repudio. Como les sucede a los participacionistas.

4.- Tenemos una inmensa fe en que el pueblo triunfará.

 Que deberá normalizarse institucionalmente el país. Que la voluntad soberana del pueblo determine quién y cómo debe gobernar. Para ello la unidad combativa del Movimiento Obrero, del estudiantado, de los sacerdotes progresistas, de las fuerzas civiles y militares patrióticas de los hombres y mujeres argentinos, es un factor de fundamental importancia.

El neofascismo comunitarista caerá inexorablemente aplastado por la conjunción de los esfuerzos inspirados en los sentimientos y pensamientos nacionales, populares y progresista. La misión de cada uno es construir ese destino, al que la absoluta mayoría del pueblo aspira.

5.- La férrea unidad del gremio debe continuar como hasta ahora y si es posible fortalecerla aún más. Ésta que padecemos, es una sanción más de las tantas que nos aplicaron a Luz y Fuerza y que caen simultáneamente sobre tantos hombres e instituciones que luchan por el reconocimiento de sus derechos.

Nos han dicho, invocando a la Patria, que somos todos argentinos. Sabemos que es así formalmente, pero que hay una realidad más esencial: la mayoría de los argentinos quieren y defienden a su Patria, una minoría privilegiada y reaccionaria, reniega de la misma, la vende o la entrega.

6.- Todo lo constructivo que puedan aportar para consolidar la dirección del gremio, deben darlo nuestros compañeros. Sabemos que así será, porque estamos convencidos de lo permanente de esa frase que es patrimonio de la CGT de los argentinos:

“Es preferible honra sin sindicato, que sindicatos sin honra”. Los sindicatos no son uno o cien edificios, los verdaderos sindicatos son un conjunto de compañeros unidos por el gran ideal de Justicia y de redención humana. Lo demás viene por añadidura.

7.- UN saludo fraternal al estudiantado de Córdoba, cuyos militantes acuden todos los días a nuestro sindicato, mostrando, con su frescura, con sus inquietudes, con sus debates y sus conferencias,  toda la vitalidad, la fortaleza y el optimismo de una auténtica juventud comprometida con el porvenir de todo el pueblo.

8.- Un aliento saliente a quienes sostienen y practican, sin distingo de sectores la continuidad de la lucha por el pleno respeto a los derechos económicos, sociales y culturales de los trabajadores y del pueblo en general.

9.- Nuestro reconocimiento por la solidaridad que, constantemente y de distinta manera, se nos hace llegar. Ella toca las fibras más íntimas de nuestros sentimientos y las aceptamos regocijándonos de apreciar el ejercicio de un real y cálido humanismo.

10.- Nuestra libertad tiene relativa importancia. Todas las preocupaciones y esfuerzos deben dirigirse fundamentalmente a erradicar el régimen que oprime al país. A reconquistar los derechos sindicales conculcados.

A lograr un reconocimiento integral de los derechos humanos. En eso estuvimos todos y en eso debemos proseguir. En la acción por concretar nuestros ideales nos mantenemos. La cárcel aprisiona nuestros cuerpos, pero el espíritu es libre y con su solidez se derrota a los tiranos.

Estos son nuestros pensamientos y opiniones que dejamos a consideración de todos ustedes.

Un afectuoso saludo y un abrazo para todos los compañeros de Luz y Fuerza de Córdoba.

Fdo.:Agustín F. Tosco

 


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 58 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2019 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.