Archivo Histórico: Documentos

Movimiento Nacional Reformista

Documentos MNR

El MNR ante los últimos acontecimientos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Este documento contiene la denuncia del nuevo intento por parte de los monopolios extranjeros y la oligarquía terrateniente de querer implantar en nuestro país la “salida a la brasileña”. Frente a la derrota de poder instaurar el sistema corporativista encabezado por Juan Carlos Onganía, los mercenarios de turno, buscan nuevos horizontes, estructurar partidos políticos prefabricados, para ver si pueden acallar las voces de protesta del pueblo argentino.

El balance de cuatro años de Dictadura, arroja  como saldo, la entrega de nuestro patrimonio económico y cultural en manos de los monopolios extranjeros, la “nuevas salidas” que se quiere implantar no puede modificar esto, al contrario, el ejemplo de nuestro hermano pueblo del Brasil está  a la vista.

Por eso, no existen para los mercenarios de turno posibilidades de subsistencia; la resistencia del pueblo argentino lo ha demostrado.

El pueblo triunfará y recobrará el ejercicio de la soberanía popular.

 

EL MNR ANTE LOS ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS 06-1970

El 28 de junio de 1966 se instaura en nuestro país una Dictadura mercenaria al servicio de los monopolios extranjeros y con la colaboración de los secuaces dirigentes de la Unión Industrial Argentina, de la Sociedad Rural Argentina, de ACIEL, de la Bolsa de Comercio y del Frondo Frigerismo.

Pocos días después el pueblo de la República inicia la Resistencia ante las medidas represivas, opresivas y de entrega del patrimonio cultural y económico que ejecuta la Dictadura.

Trabajadores, estudiantes, profesionales, docentes, cooperativistas y los más diversos sectores de las mayorías nacionales, inscriben, con la sangre de sus miembros, páginas gloriosas de la Resistencia Nacional. Esta Resistencia librada, heroica pero inorgánicamente por los diversos sectores del pueblo no cede ante la represión que se desata a través de pseudas leyes represivas y por las vías de hecho. El asesinato, la tortura y la cárcel se suceden y alternan con el objetivo de “afianzar la unión nacional, la paz, el orden, el bienestar y la participación de los argentinos.

Pero el asesinato, la tortura y la cárcel caen derrotados por la lucha de un pueblo decidido a ser el propio protagonista de su destino, a vivir en un país independiente y soberano y a lograr el bienestar y la libertad para todos los argentinos. No obstante la represión de los argentinos, se gestan las multitudinarias expresiones de la Resistencia de mayo de 1969.

Desde ese momento, quien encabezaba la Dictadura: megalómano por naturaleza y mercenario por vocación, se halla herido de muerte. No por la Resolución de los Comandantes en Jefe, sino por la lucha de los argentinos y por la sangre de nuestros mártires, por el dolor de sus torturados, por el sufrimiento de sus encarcelados. Ellos han dicho NO al corporativismo. NO a la participación. NO a la entrega del patrimonio económico y cultural de la Nación. NO a la opresión y expoliación de las mayorías nacionales.

El intento de instaurar el corporativismo, que contaba con toda la fuerza de la opresión, fue derrotado por un pueblo sin armas pero con una fuerte vocación para el ejercicio de la soberanía popular y de la autodeterminación de los pueblos.

El Dictador que hacía tiempo había dejado de referirse al “consenso popular”, para mantenerse en el poder debió recurrir a la sanción  de una cuantiosa legislación represiva, a la implantación del Estado de Sitio, al asesinato, a la tortura, a la cárcel y, en sus últimos estertores decretó nuevas formas procesales tendientes a ajusticiar más rápidamente a los integrantes de la Resistencia y concluyó sancionando la pena de muerte, diagnosticando así su inminente muerte.

En consecuencia, los Comandantes se han limitado a dar sepultura a un indigno cadáver, que para no perder sus “conquistas sociales” no vaciló en elevar su renuncia ante quien él mismo había destituido.

Nuevamente se constata que la hombría y la dignidad no constituyen atributos de los mercenarios.

El hecho acontecido no altera la absoluta carencia de representatividad de quienes pretenden asumir la conducción política de la Nación, abrogándose el poder electoral, que pertenece inalienablemente al pueblo.

Condenamos esta nueva tentativa de burlar la voluntad popular que no constituye, en consecuencia, solución alguna para las reivindicaciones populares.

Cuando las ratas huyen, es que el barco se hunde. Una vez más se cumplió el viejo refrán: a los pocos cías de haber roto Arturo Frondizi su noviazgo con Onganía, éste cae. No cae, por cierto, por el alejamiento de Frondizi, la causa es que Onganía estaba virtualmente caído.

Los monopolios extranjeros y los reducidos sectores del privilegio, que operan de entregadores, han orientado el proceso dictatorial. Ante la presencia de un cadáver a su frente, evidentemente deben procurar hoy su reemplazo, cumpliéndose así lo que el MOVIMIENTO NACIONAL REFORMISTA (MNR) afirmara hace cuatro años: la derrota del intento corporativista abre la salida a la brasileña, que no es otra cosa que la existencia de una Dictadura mercenaria recubierta de escasos ropajes representativos, a través de la actuación de dos partidos políticos prefabricados.

El resultado de la salida que padece el pueblo hermano del Brasil es conocido y repudiado por el mundo entero. La tortura que practica para la “democracia bipartidista brasileña” han sido condenadas desde todos loas rincones del mundo.

Esta es la perspectiva que se pretenderá estructurar para el pueblo argentino, perspectiva que ha sido ya detalladamente expuesta por Sapag al hacerse cargo de la provincia de Neuquen y que acaricia desde hace años el frondizismo.

Las mayorías nacionales deberán, en consecuencia, decir NO a esta  “salida a la brasileña” en la misma forma en que se dijo NO a la salida “corporativista”. Así, del mismo modo en que se transformé en cadáver político a quien sustentaba la salida corporativista, se transformarán en cadáveres políticos quienes pretenden dar la “salida a la brasileña”, aunque ésta cuenta con la adhesión de los tecnócratas del frondo- frigerismo.

La salida que hoy denunciamos y a la que todos tenemos que enfrentar, tiene como objetivo el mantenimiento y el incremento de la entrega del patrimonio económico y cultural de la Nación, y el mantenimiento y el incremento de la opresión y de la expoliación de las grandes mayorías nacionales, en beneficio exclusivo de los intereses de los monopolios extranjeros y de los grupos del privilegio nacional.

El balance de los cuatro años de Dictadura mercenaria que realizaron quienes otorgaron sepultura a Onganía es totalmente inexacta. Se ha hecho referencia a la tasa de crecimiento sin considerar los compromisos internacionales a los cuales el país se encuentra aferrado, ocultándose en consecuencia que la tasa de crecimiento mencionada no es índice de un crecimiento auténticamente nacional sino, por el contrario es índice del crecimiento real de loa negocios que los monopolios extranjeros, para su exclusivo  beneficio, en nuestro país.

El balance real de la Dictadura mercenaria arroja la existencia de una entrega del patrimonio nacional de un volumen tal que supera a las realizadas en toda la existencia anterior de la Nación desde 1810 hasta la fecha. El balance real arroja no una modernización en la liberación de nuestra fuerza energética, sino una entrega de nuestra fuerza energética que no tiene parangón en la historia de la República. El balance real arroja una desvalorización de la moneda que, conjugada con la congelación de los salarios, involucra el robo multimillonario efectuado a las Mayorías nacionales. El balance real arroja el saqueo de las Cajas de Previsión Social. El balance real arroja el deterioro programado de los servicios asistenciales. El balance real arroja la pérdida de preponderancia del Estado en materia de flete, a raíz de una política portuaria y ferroviaria ajena a los intereses nacionales. El balance real arroja la penetración de los monopolios internacionales en el tráfico aéreo de cabotaje en competencia arbitraria con Aerolíneas Argentinas. El balance real arroja la erección de nuestro desarrollo eléctrico (el Chocón, Atucha), al margen de Agua y Energía y en combinación con los intereses extranjeros que regentea SEGBA.

El balance de cuatro años en materia universitaria registra la materialización de la Anti – Reforma como política para la Universidad Nacional: avasallamiento de la Autonomía Universitaria; liquidación de la estructura democrática del gobierno universitario de estudiantes, profesores y egresados; discriminación ideológica, agresión física y moral para integrantes de los tres claustros, persecución e ilegalización de las organizaciones estudiantiles, sanciones y expulsiones para estudiantes y profesores, sanción de la ley represiva de las Universidades, apuntalamiento de las Universidades Privadas; penetración masiva de subsidios de fundaciones y de organismos financieros extranjeros (Ford, John Deere, BID). Incremento del limitacionismo, reduciendo brutalmente el ingreso y egreso de estudiantes; éxodo masivo de investigaciones y docentes al exterior. Se refugian en las cátedras camarillas de mediocres que arriban a las mismas por la inexistencia del régimen de concursos; se destruye la Obra Social. En suma, para estructurar una Universidad aristocrática, al entero servicio de los monopolios extranjeros, se ha  encarcelado, expulsado, torturado y asesinado a la juventud universitaria argentina, quienes desde la Universidad y en las grandes jornadas masivas de Resistencia junto a su Pueblo, ha estado y está en la primera línea de combate, sin claudicar jamás, en la denuncia y en el enfrentamiento a las fuerzas retardatarias que han deparado la noche más larga de nuestra historia.

Hoy vemos cómo los Comandantes se han percatado, a los cuatro años de las tendencias autócratas de Onganía; se han percatado, a los cuatro años, que se trataba de introducir formas foráneas de vida; se han percatado, a los cuatro años, de la existencia de algunos negociados. Por denunciar estos hechos, trabajadores y estudiantes argentinos han sido asesinados y encarcelados.

Las mayorías nacionales de Argentina, a través de sus organizaciones políticas, estudiantiles, gremiales, profesionales, reclama la inmediata derogación de la pena de muerte, del estado de Sitio y de toda la legislación represiva dentro de la cual se encuentra la llamada Ley Universitaria. Al mismo tiempo la convocatoria inmediata a elecciones sin proscripciones.

EL MOVIMIENTO NACIONAL REFORMISTA (MNR), convoca una vez más a todos los estudiantes y a las distintas organizaciones populares para enfrentar hoy la estructuración de una “salida bipartidista a la brasileña”, como ayer se enfrentó la implantación del corporativismo. El pueblo triunfará hoy como triunfó ayer y se recobrará el ejercicio de la Soberanía popular, única forma de garantizar la Independencia y la Soberanía de la Nación, el bienestar y la libertad de los argentinos.

 


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 47 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2019 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.