Archivo de Editoriales

La Vanguardia

Editoriales LA VANGUARDIA

Socialismo para hoy y aquí

En tres años los argentinos vamos aprendiendo a ver la diferencia que existe entre elegir democráticamente un gobierno y construir un sistema democrático participativo, eficiente e integrado.

En tres años los argentinos vamos comprendiendo que una economía no puede construirse sin el consenso de los que trabajan y de los que producen, de los que tiran el carro hacia adelante.

En tres años el país va comprendiendo, que los socialistas tienen razón, que lo viejo muerto está, que los viejos partidos son parte de lo viejo y no tienen soluciones.

El Socialismo Popular con el aporte de miles de cabezas y manos argentinas ha participado decisivamente en la construcción de una nueva alternativa. Esta alternativa pasa por la concreción de la Unidad Socialista.

El Socialismo ha llegado al gobierno de las comunas y asumido responsabilidades legislativas o ejecutivas a nivel municipal, provincial y nacional.

El socialismo ha demostrado que el cambio es posible.

El desarrollo de la alternativa socialista saca del pantano a la nación y lleva á la juventud y a los trabajadores a convicción de que a través de una democracia profundamente participativa el cambio es posible.

Es posible transformar una nación dependiente y desintegrada en una nación independiente y solidaria.

Hoy bajo el gobierno de los viejos partidos la situación es cada día más difícil y confusa.

Cada día hay más gente descreída, más gente ganada por la apatía, el desinterés. La capacidad adquisitiva de los trabajadores, jubilados y pensionados no alcanza a cubrir ni siquiera un porcentaje importante de sus necesidades mínimas. ¿Qué decir de los desocupados?

La pequeña y mediana empresa de la ciudad y las pequeñas y medianas explotaciones agropecuarias continúan paralizadas.

"Hoy proponemos, como solución de emergencia, que en el saldo de nuestra balanza comercial de 1986, quede en el país, para posibilitar una inmediata recomposición de los salarios y jubilaciones, de monto fijo. Créditos controlados y accesibles a las pequeñas y medianas empresas de la ciudad y del campo y una rebaja de las tasas de interés".

Ante esta realidad cada día más argentinos ven en el socialismo la propuesta seria, nacional, posible, para superar la actual situación.

El socialismo no propone milagros, el socialismo no promete puestos ni créditos, el socialismo no reparte cajas de comida, el socialismo da a cada uno la posibilidad de participar.

El socialismo garantiza la igualdad en el acceso a la salud y a la educación. El socialismo garantiza justicia en el sacrificio necesario para sacar la nación adelante, esta justicia es clara: el que tiene más tiene que poner más.

El socialismo no es solamente una forma diferente de distribuir lo que hay, no es sólo una forma más justa de distribuir el sacrificio, el socialismo es otra forma de vida, una vicia solidaria para asegurar una nación independiente cuyo objetivo es el bienestar moral y material de cada uno de sus habitantes. El socialismo cree en la capacidad creadora y constructora del pueblo, por eso el socialismo afirma que la salida está en la participación popular orgánica; participación para decidir todo, participación para construir todo. Los socialistas no dicen crean en mí; el socialista dice, crean en ustedes, en su capacidad.

Por todo esto el 23 de abril, cuando se cumple un nuevo aniversario de este Socialismo Popular, profundamente comprometido con la Nación, hay que acercarse a participar conjuntamente con el compañero socialista del barrio, de la fábrica, del empleo, de la Universidad, para sumar en la construcción de un futuro, que todos juntos podemos y vamos a construir.


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 322 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2018 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.