Archivo de Editoriales

La Vanguardia

Editoriales LA VANGUARDIA

Latinoamérica hoy

Las exigencias de nuestros pueblos chocan frontalmente con los intereses de la usura internacional y con el accionar de sus representantes nativos.

La respuesta de la usura internacional a los justos reclamos de nuestros pueblos, es la violación descarada de todo derecho humano, político, social y económico de las mujeres y hombres de América Latina.

La dictadura que sufrió nuestro país, la dictadura que todavía sufren los pueblos hermanos de Chile y Uruguay; la tramposa futura elección del presidente del Brasil y las matanzas diarias de los pueblos de Centro América, son formas concretas del accionar de la usura internacional y de sus representantes.

A la luz de la dolorosa experiencia latinoamericana, a la luz de la experiencia argentina de 1930, 1955, 1966, 1976, los argentinos debemos comprender que son incompatibles los derechos del pueblo, fundamentalmente de los trabajadores con los intereses de la banca internacional.

La experiencia que vive en estos días el pueblo y el gobierno de la República Dominicana, el pueblo y el gobierno de la vecina Bolivia, nos demuestra claramente cuál será nuestro propio futuro, si se aceptan las políticas de la usura internacional expresadas por el P.M.I.

Los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional son incompatibles con la democracia en cualquier país y también en la Argentina.

Los argentinos no podemos aceptar las consecuencias de una deuda exterior fabricada por un ministerio de economía ocupado por la fuerza.

Argentina no puede afectar, no puede comprometer el resultado de sus exportaciones, porque compromete sus mínimas posibilidades de reactivación económica para el futuro.

El gobierno debe mirar en el espejo de la república de Santo Domingo y sacar conclusiones:

1) No debe aceptar las condiciones del F.M.I.

2) No debe enfrentar solo las exigencias de la usura internacional.

El Socialismo Popular cree necesario, urgente y apoya la convocatoria a todas las fuerzas para la concreción de una política de unidad nacional. Política de unidad nacional clara y en beneficio de los que trabajan y producen en Argentina. Solamente esta política permitirá una concertación real. La ausencia de esta política determina una lucha de los diversos sectores sociales por su participación en la renta nacional. Esta lucha, planteada en el momento actual es contraria al afianzamiento de las instituciones democráticas.

Tal cual lo hiciera el gobierno conservador de Margaret Tatcher, que aseguró su reelección con la masacre de nuestros soldados, marinos y aviadores en el Atlántico Sur, hoy la administración republicana del gobierno de los EE.UU. quiere asegurar el resultado de la reelección de Reagan, ahogando en sangre las justas aspiraciones de los pueblos de Centro América, como lo hiciera hace poco en la isla de Granada.

Los argentinos debemos comprender que es urgente, en defensa de la vida y de los derechos de nuestro pueblo concretar, el contenido y las formas de la Unión Nacional.

Del diálogo abierto, del diálogo donde se hable y se escuche deberán surgir las formas concretas de participación de todos los sectores de la vida nacional para encontrar el camino de la vida y de la paz. En la intransigencia, en el sectarismo recorremos aceleradamente el camino de la muerte y de la destrucción nacional. Allí no hay futuro para ningún partido ni para ningún sector social.

Dialoguemos hoy, escuchemos hoy, comprendamos la realidad hoy para asegurar la existencia de una Argentina Independiente.

Solamente en una Argentina Independiente puede haber democracia y justicia social.


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 290 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2018 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.