Archivo de Editoriales

La Vanguardia

Editoriales LA VANGUARDIA

Fortalecer la Nación

Hay que poner fin a la peor experiencia sufrida por el país desde 1810. La tarea no será fácil, será muy difícil, porque al país se lo ha destruido en lo económico, en lo social y en lo político.

Al trabajador se le suprimie­ron todos los derechos para po­der llevarlo a una situación de sueldos de hambre y de desocu­pación. A la pequeña y mediana empresa nacional de la ciudad y del campo se la puso en las ga­rras de la usura extranjera para que ésta la exprimiera hasta su quiebra; la masiva importación de artículos extranjeros aceleró su cierre. A la juventud se la acu­só, en forma irracional, de ser la responsable de una realidad construida por los mayores, y quedó sin perspectivas de estudio y de tra­bajo en un país sin perspectivas de progreso.

En 1976 el Partido Socialista Popular, convocó humilde pero responsablemente a un acuerdo entre los distintos sectores de la vida nacional, para defender la existencia de la Nación y la integridad y la existencia de los propios sectores.

La realidad económica, social y política, hoy fuertemente agravada, nos lleva a reiterar la necesaria coincidencia sobre un plan mínimo, a lograrse entre la Multipartidaria, el movimiento obrero, el movimiento empresarial de la ciudad y el campo y las fuerzas armadas, que partiendo del reco­nocimiento de la soberanía popu­lar, posibilite la existencia inde­pendiente de la Nación y la libertad y el bienestar de su pueblo.

Sin soberanía popular y sin independencia nacional, continuaremos recorriendo el camino de la degradación nacional. Más hambre, más dolor y más muerte caerán entonces sobre las espal­das del pueblo. Es necesario la realización inmediata de elecciones libres, sin condicionamien­tos, sin proscripciones y sin exi­lados.

Para los que creyeron en el proceso y fueron utilizados, traicionados y entregados; para los que nunca creímos en él, para todos, lo importante es creer hoy en la posibilidad de la existencia independiente de la Nación Ar­gentina.

A la dramática luz producida por la sangre de nuestra juventud en las Malvinas, los integrantes del pueblo vimos quienes son nuestros enemigos, quienes es­peculan con nosotros, y quienes son nuestros amigos y hermanos.

La vieja conducción de un régimen fraudulento, oligárquico y aliado del colonialismo y del imperialismo, ha demostrado su incapacidad para asegurar la in­dependencia nacional y para po­sibilitar la vida y el bienestar de los argentinos.

La nueva realidad surgirá de la mano de los trabajadores y de la juventud, una realidad de planificación democrática y socia­lista de los recursos económicos de la Nación, para asegurar la independencia nacional y la libertad y el bienestar de los integrantes del pueblo.

En las colonias, no hay libertad ni bienestar. El Partido Socialista Popular ocupará su lugar en la construcción de ese futuro. Sus filas están abiertas para todos los que quieran construir el futuro en vez de maldecir el pasado, para todos los que crean que el sol de nuestra bandera azul y blanca es la mejor arma contra la degradación de la Nación y de sus habitantes. Fortalecer la Nación será el resultado de fortalecer la nacionalidad en cada integrante del pueblo.


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 85 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2018 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.