Archivo de Editoriales

La Vanguardia

Editoriales LA VANGUARDIA

Afianzar la Unidad Nacional

Soberanía popular, es el ejercicio real y efectivo del poder por el pueblo a través de su participación directa o por intermedio de sus representantes.

El pueblo, el pueblo concreto y actual, tiene el derecho de otor­garse las reglas económicas, sociales y políticas que entienda más apropiadas para asegurar su bienestar y posibilitar la realización integral de sus miembros.

La conquista del sufragio universal y la organización obrera en los primeros años del presente siglo, posibilitó en nuestro país, el logro y ejercicio de nuevos derechos por parte de los trabajadores y de los sectores medios de la comunidad: mejores salarios y condi­ciones de trabajo, mayores posibilidades de acceso a la educación y salud, a la vivienda, al desarrollo de la pequeña y mediana empresa de la ciudad y el campo, etc. En síntesis, una mayor participación del pueblo en la renta nacional.

Esta mayor participa­ción, este diferente repar­to de la riqueza elaborada en el país, llevó a un enfrentamiento con quienes hasta entonces habían dis­puesto de ella sin limita­ción. Y en este conflicto está la raíz de la crisis de nuestra República.

No es un problema de civiles y militares, de go­rras y boinas, de laicos y religiosos. Este es un pro­blema de participación en la riqueza nacional, de participación en los re­cursos nacionales, éste es un problema de la distribución de la riqueza de nuestra Nación: primero, entre los de afuera y los de adentro y después, el reparto entre los que trabajan y los que no trabajan.

Desde que los sectores populares impusieron el sufragio universal, comenzó la oligarquía vinculada a los intereses extranjeros a romper cada vez con más frecuencia el orden institucional.

Así aconteció en 1930,1955,1966 y 1976. Con diversos argumentos, se desconoció la soberanía popular y los golpes de estado fueron acompañados de planes económicos que incrementaron nuestra de­pendencia de los monopolios extranjeros y determinaron una distri­bución de la riqueza del país en su propio beneficio.

Lo mismo pasa en todo el cono sur de nuestra América Latina, donde 180 millones de mujeres y hombres carecen de derechos políticos; 180 millones de mujeres y hombres, que en una de las partes más ricas del globo, no pueden elegir su gobierno.

En esta realidad, los monopolios extranjeros y el privilegio na­cional, constituyen la columna vertebral de un sistema, de un con­junto de intereses que pueden existir y desarrollarse únicamente luchando en contra de los intereses y derechos de las mayorías nacio­nales y saqueando el patrimonio nacional.

Esta es la experiencia de nuestra Argentina y la experiencia de los países de América Latina.

La experiencia vivida nos demuestra la imposibilidad de la convivencia del ejercicio de la soberanía popular con el sistema capitalista dependiente de los monopolios extranjeros, que es lo mismo decir, la imposibilidad de lograr condiciones dignas de vida para el pueblo en una nación sometida.

Este es el problema que hay que abordar y su so­lución no se la elabora sólo con declaraciones. Se la aborda con concientización, se la aborda con or­ganización del pueblo, con la organización de las ma­yorías nacionales y funda­mentalmente con la orga­nización de su vanguardia que está constituida por los trabajadores.

El objetivo argentino para 1982, como lo fue pa­ra 1981, es avanzar en la unidad de las mayorías nacionales para concretar la única herramienta ca­paz de asegurar una inme­diata convocatoria a elecciones libres, sin proscrip­ciones ni condicionamien­tos.

Afianzar la unidad na­cional, como cimiento in­destructible que sustente el logro de la libertad y el bienestar para todos los argentinos en el único marco posible: la indepen­dencia nacional.


Centro dedicado al conocimiento, formación y difusión del Pensamiento Socialista.

Dorrego 717, Rosario.
Te. +54 0341 4474931

Visitantes Online

Hay 89 invitados y ningún miembro en línea

Subscribete

Suscríbete a nuestro canal de noticias, eventos y actividades.

Copyright © 2018 Fundación ESTÉVEZ BOERO.

Buscar

+54 341 4474931 Dorrego 717, Rosario, Arg.