Fundación ESTEVEZ BOERO

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

HOMENAJE A LA DRA. ALICIA MOREAU DE JUSTO EN SUS 100 AÑOS

E-mail Imprimir PDF

 

PALABRAS PRONUNCIADAS POR GUILLERMO ESTÉVEZ BOERO, SECRETARIO GENERAL DEL PARTIDO SOCIALISTA POPULAR EN EL HOMENAJE A LA DOCTORA ALICIA MOREAU DE JUSTO EN SU CENTENARIO

BUENOS AIRES, 8 DE OCTUBRE DE 1985

 

 

Señoras, Señores. Compañeras, Compañeros, Compatriotas pertenecientes a otras agrupaciones políticas, vuestra presencia nos obliga y enaltece vuestra convicción democrática. Mujeres y hombres independientes, que han llegado hasta aquí para incorporarse a participar del homenaje a la Dra. Alicia Moreau de Justo, vuestra presencia en esta reunión es la medida de la esperanza de Argentina.

Para los socialistas es una verdadera fiesta del espíritu el participar hoy en este homenaje. Pero en este homenaje los socialistas queremos hacer resaltar las virtudes morales y cívicas que durante cien años la Dra. Alicia Moreau de Justo puso al servicio de la lucha por la justicia social, por la paz y por la vida.

Hablaron todos los compañeros que me precedieron en el uso de la palabra, de los grandes valores de esta militante, que era muy joven cuando recorría con valentía los centros de Barracas, de Pompeya, de todo el suburbio de Buenos Aires llevando a los trabajadores su voz en defensa de la salud del trabajador y de su familia, su denuncia de las enfermedades sociales. Su juventud estaba investida de una seriedad que la hacía merecedora del respeto de todos en esos anocheceres donde daba libertad a su vocación militante.

Pero se exterioriza joven cuando hace dos años con la misma convicción, con la misma fuerza, en síntesis de su experiencia histórica llega en un primero de mayo más de sus tantos primero de mayo, en los cuales manifestó con los trabajadores, al estadio de Atlanta a encabezar el palco de la Confederación General del Trabajo en el día de los Trabajadores.

La Dra. Alicia Moreau de Justo no es una socialista más que estuvo de acuerdo con la Unidad Socialista, ella es una militante por la unidad, que se sacrificó en estos últimos años en recorrer centros, en recorrer locales con escaleras, por las que subía con trabajo pero con una fuerza invencible, extraordinaria, a los 97 años, a los 98, a los 99. Concurría a una y a otra reunión, de los diversos partidos socialistas a plantear la necesidad de la unidad, con fuerza, con convicción, con grandeza, con generosidad sin pedir nada, quien podía haber pedido todo. Sin pedir ninguna figuración, ningún puesto, ninguna primacía.

Brindó su ejemplo y su militancia todos estos años para lograr esto que es la Unidad del Socialismo, por ello los socialistas a esta joven militante venimos hoy con humildad desde Jujuy a la Antártida, desde Mendoza a Entre Ríos a ofrecerle como dijese el compañero García, el mejor regalo, la más alta satisfacción moral la UNIDAD DEL SOCIALISMO EN ARGENTINA.

Queremos nosotros aprovechar vuestra presencia y este homenaje para reivindicar la participación de la mujer en la vida nacional y para instar a las compañeras y a las conciudadanas a incrementar su participación, estamos absolutamente convencidos que sin la participación activa de la mujer en el quehacer social, en el quehacer gremial y en el quehacer político, el país no desembocará en la salida que todos anhelamos y que nosotros creemos posible.

Alicia Moreau de Justo es la síntesis de la participación, pero es la síntesis de algo más, por lo cual están los jóvenes aquí otorgando a esta mujer Centenaria vida eterna porque la juventud es vida futura. Ella es la síntesis de la consecuencia a través de toda una vida con los principios que se abrazaron en la juventud, hace que todos estos jóvenes estén llenando este Coliseo porque en esa consecuencia está el principio de la vida, el principio de la verdad, el principio del futuro en esta realidad plagada de engaños, en esta realidad plagada de pasos hacia atrás, en esta realidad donde el pragmatismo cambia las banderas programáticas del quehacer político. En esta realidad la coherencia, en esta realidad la conducta al servicio de los mismos ideales se agiganta y es la luz que atrae a la juventud, es la luz que atrae a los trabajadores, es la luz que atrae a todos los sectores que integran el quehacer nacional porque el país está sediento de consecuencia, el país está sediento de honestidad y en este sendero no hay quien pueda desconocerle a la Dra. Alicia Moreau de Justo el puesto de abanderada.

Queremos decir también, -sin abusar ya de este largo homenaje- que vuestra presencia jóvenes, vuestra presencia mujeres y vuestra presencia hombres ya peinando canas, sintetiza hoy aquí la esperanza de nuestro pueblo, que está tratando desesperadamente de emerger del más terrible legado que ha recibido en su historia. Hoy la Dra. Alicia Moreau de Justo representa a las mujeres que ya no están, pero también representa sus valores, sus ambiciones y sus esperanzas. Ellas están aquí presentes, están aquí presentes para comenzar a construir otro país, otro país que los socialistas queremos independiente, solidario y democrático; un país que debemos repensar entre todos en democracia, un país que es posible, un país a la medida de los argentinos, un país que nos asegure la satisfacción de nuestras necesidades espirituales y materiales, un país a donde puedan volver ya los argentinos que están afuera por falta de posibilidades en nuestra tierra, un país donde nunca el hombre vuelva a ser explotado por el hombre y el pueblo por las multinacionales. Ese es el país por el cual se compromete a trabajar, en suma con los demás integrantes de las mayorías de la Nación, LA UNIDAD SOCIALISTA. Muchas gracias.

 

 

Buscar en el sitio

Tenemos 66 invitados conectado(s)